viernes, 8 de diciembre de 2017

Repasando y aunando conceptos sobre el estado del salto evolutivo del planeta


#Este artículo es bastante largo, para ser usado como referencia para futuras actualizaciones del cambio evolutivo que estamos viviendo#
Hace algunos días que, en el artículo sobre los ajustes necesarios a nivel macro para llegar a lo que llamamos “hombre número cuatro”, por terminología de Gurdjieff, hacíamos referencia a ese salto evolutivo y de consciencia del que hemos hablado prácticamente desde los inicios de este blog, y desde que empezaron a darse cambios en la estructura energética del planeta, del inconsciente colectivo y de la realidad que compartimos. Las preguntas que suscita el artículo respecto a “¿dónde estamos ahora mismo?” respecto a este cambio, nos llevan a repasar todo lo que a lo largo de estos años he ido comprendiendo y percibiendo, para integrarlo de nuevo en una “foto” que nos de una imagen del estado actual de las cosas. Este resumen muestra mi entendimiento de las cosas en este momento.

El entramado espacio-temporal del nuevo nivel evolutivo
Como huyo de ser dogmático con la terminología, soy consciente de que a ese nuevo nivel evolutivo cada uno le ha llamado de tropecientas formas distintas, así, en todos los libros que habréis leído o cosas que habréis escuchado por ahí se han referido a este cambio como el “paso a la cuarta densidad”, “cambio a la quinta dimensión”, “cambio de nivel evolutivo”, “cambio de nivel de consciencia”, “salto cuántico”, etc., etc. El concepto, lo llamemos como lo llamemos, es que dentro de la octava que rige el progreso evolutivo de la Tierra, y de su ser-consciencia, existen “bandas” o “saltos frecuenciales” y evolutivos que lo llevan, en espiral ascendente, de un grado o estado a otro. Esto, lo hemos simbolizado y explicado como el paso de una nota a otra (del MI al FA), o del paso de una banda “cósmica” representada por frecuencias “amarillas” a una banda espacio-temporal “verde”. Algo así como lo que veis en la figura:
image
De esta forma, el planeta, como tal, hace algunos años que está completamente  “asentado” en una vibración-energía-nivel de consciencia asociado a ese nuevo estado/dimensión/densidad donde empieza otro ciclo de aprendizaje, crecimiento, y evolución para la Tierra, y, a priori, para toda la vida consciente presente en su interior.
Una realidad 3D en un entorno evolutivo superior
Sin embargo, nuestra realidad humana dista mucho de ser y reflejar ese entorno evolutivo-energético que nos rodea externamente, que nos imbuye y en el que nuestro planeta se encuentra ya. ¿Cómo es esto? Básicamente porque nuestra realidad, nuestras “matrix” (las dos principales que existen, ahora lo explico) se han convertido en dos “burbujas holocuánticas” que, dentro del planeta, nos mantienen en un sustrato “3D”, como si aun estuviéramos en el proceso de transito por la nota MI de la octava, o como si todavía estuviéramos transitando (pero ya no lo estamos) en el ciclo que nos llevó por la banda “amarilla” de frecuencias que correspondía al último periodo evolutivo vivido por el planeta. Es como si, para los que estamos “dentro”, nada hubiera sucedido a nivel de la estructura espacio-temporal en la que existimos (basada en nuestras tres dimensiones espaciales y una temporal) con el paso de nuestro planeta a la nueva banda frecuencial.
La realidad 7,8 Hz y la realidad 15,6 Hz
Todos sabéis que la frecuencia de resonancia Schumann base de la realidad 3D durante mucho tiempo ha sido de 7,82 Hz, que ha marcado la realidad común que todos compartimos, la realidad consensuada, producto de la suma de todas las realidades individuales de las personas del planeta. Esta realidad ha sido y ha estado siempre guiada, dirigida, y manipulada por un profundo, potente y complicado sistema de control. Con la entrada paulatina de nuestro planeta en otras bandas de la galaxia con otros componentes vibracionales, la frecuencia base empezó a aumentar, así como el nivel de consciencia de la raza humana, haciendo que la realidad 3D 7,8 Hz fuera pasando a una realidad base de 8Hz, de 9Hz, de 10Hz, etc., creciendo en vibración, y aumentando así, poco a poco, a lo largo de las últimas décadas.
Por otro lado, se ha ido consolidando y construyendo otro tipo de realidad, de matrix, que ha ido poco a poco “anclándose”, y cuya frecuencia base es de 15,6Hz, el doble que la anterior, pues se encuentra una octava por encima, y que es la “matrix” actual para aquellas personas que, por su trabajo interior, crecimiento y expansión de consciencia, van entrando paulatinamente en una nueva realidad consensuada más elevada, en todos los sentidos, y acorde a un nuevo modelo de existencia para todos nosotros, basado en reglas del juego más alineadas con los verdaderos valores humanos y menos dependiente, pero aun bajo control parcial, de las principales razas que gestionan el sistema de vida en el planeta. Aun así, todo esto, dentro de un entorno 3D para el ser humano, pero en un entorno o sustrato “4D/5D” (o del siguiente nivel evolutivo) para el planeta.
image
Realidades que se solapan
¿Qué sucede con estas dos realidades? ¿se solapan? ¿interfieren? Actualmente las dos coexisten codo con codo, y se pueden percibir simultáneamente ambas y se puede “vivir” simultáneamente, o a ratos, en ambas, según bajes de “vibración” y te sintonices con una, o expandas y sintonices con otra. Si os acordáis cuando hablábamos hace meses del concepto de pronoia, recordareis que decía que hay un nivel de consciencia-vibración-energía que te permite experimentar la vida desde otra frecuencia, visión, sistema de creencias y con un nivel de consciencia más amplio. Esa es la realidad 15,6Hz para todos los que están anclados permanentemente en ella. Desde la “matrix” 15,6Hz se percibe perfectamente la “matrix” 7,8Hz, pues aun están solapadas, pero desde la inferior no se percibe la superior, no se si se entiende.
Básicamente, personas y eventos que vibran en la realidad 7,8Hz aun se encuentran atrapados en situaciones relativamente más densas y negativas que aquellos que tienen un pie en la otra “matrix”, a pesar de que las idas y venidas, el sintonizar una u otra, aun depende largamente del estado evolutivo y de consciencia de cada uno. Si lo vierais como dos burbujas, o pompas de jabón, la realidad “inferior” se encuentra contenida en la “superior”, una pompa (o realidad consensuada) dentro de otra, así, los que resuenan con la burbuja inferior perciben los eventos que suceden desde la visión y experiencia más densa y negativa de los mismos, mientras que los que están en la burbuja superior perciben esos mismos eventos y situaciones desde una visión y vibración mucho más elevada. Luego, hay eventos y situaciones que solo suceden en una u otra realidad, pero no son compartidos, por lo que alguien que se encuentre resonando en la 15,6Hz no se enterará jamás de cosas que sucedan en la 7,8Hz, y alguien que siempre esté en la 7,8Hz habrá cosas que no verá ni percibirá nunca sobre lo que pasa en la 15,6Hz.
En algún momento, no se sabe cuando, ambas realidades terminarán separándose del todo y, a priori, entonces existirás solo en una o en otra.
Moviendo a la población a la realidad 15, 6Hz.
Sin embargo, las fuerzas y procesos que rigen la evolución de nuestra raza y especie, y que trabajan para que este cambio de nivel de consciencia se lleve a cabo para todos nosotros, están desde hace tiempo implementando cambios energéticos y ayudando a que las personas, en masa, hagan el salto a esta realidad 15,6Hz, preludio necesario para un futuro y final nuevo cambio a esa cuarta densidad, quinta dimensión, nivel evolutivo, etc.
Para que una gran parte de la población termine existiendo solo en la matrix 15,6Hz, es necesario alcanzar una masa crítica de “personas número 4” que produzcan los cambios suficientes en el inconsciente colectivo para mover al resto, o para ayudar al resto, a existir en esa nueva realidad. Todo lo que os conté en el artículo anterior sobre los ajustes macro a nivel energético que se están dando en estos momentos, están destinados a que, cuanta más personas mejor, consigan equilibrar y balancear los niveles que el ser humano posee en su tríada inferior: físico-instintivo, emocional y mental. Cuando una persona alcanza ese equilibrio de forma permanente, y lo cristaliza en su esfera de consciencia, llega a un nivel que Gurdjieff llamaba “número 4”, que es el necesario para el cambio permanente a la nueva matrix,  y que es el que usamos para entendernos a la hora de trabajar estos conceptos.
El paso de la Matrix 15, 6Hz a la “Cuarta densidad”/”Quinta dimensión”/Nuevo “nivel evolutivo”…
Una vez se haya conseguido que la realidad 3D 15,6 Hz sea la realidad base para todos nosotros, la realidad 7,8 Hz será discontinuada, dejará de existir, así que, en algún momento de nuestra línea temporal (ahora hablaremos de ella), todos estaremos sintonizados con un entorno tridimensional mucho más “elevado” en términos frecuenciales y de consciencia, pero aun dentro de la realidad actual que conocemos, vemos y con la que interactuamos. Los años, o generaciones, o siglos, que tardemos en llegar a ello, depende de cuanto tardamos en alcanzar masa crítica y de que se produzcan los cambios internos en las personas que les lleven a moverse de una matrix a otra a nivel personal e individual. Luego, el siguiente paso evolutivo, será movernos desde la realidad 3D 15,6 Hz a la realidad 4D o superiores, que es lo que en círculos nueva era se ha llamado “ascensión”, y decenas de otros términos que seguro habréis oído. Para que esto ocurra, primero han de darse otros muchos eventos como los descritos, y muchos muchos cambios tienen que suceder en el inconsciente colectivo de nuestra raza para que esto se manifieste.
Líneas temporales de paso a la matrix 15,6 Hz
Siguiente punto, para pasar de “realidad”, de una matrix 3D a la otra, hay dos grandes líneas temporales, o mejor dicho, hay una línea temporal que te mantiene en un bucle en la realidad 7,8 Hz (o en la frecuencia base que ahora tenga) y que se ha llamado la línea temporal #33. Ya habéis oído hablar de ella en otros artículos y entrevistas. Esta línea temporal es la que la élite, el sistema de gestión humana y los poderes en control, procuran mantener, ampliar y potenciar para que el máximo número de personas se encuentre, se mantenga y viva permanentemente en ella. La vibración del miedo te ancla a esta línea, la vibración del amor te saca de ella.1
La otra línea que lleva a un cambio de matrix raudo y directo es la línea temporal que se ha denominado la línea #42. Esta línea es la que las fuerzas, internas y exoplanetarias, que apoyan los procesos evolutivos y de crecimiento de la raza humana están tratando de potenciar, de ampliar, de afianzar. Todos los esfuerzos actuales de todos los que están/estamos/estáis trabajando por este cambio evolutivo están puestos en que, sin violar el libre albedrio de nadie, aquellos dispuestos a trabajar en ellos mismos tengan las herramientas, información, y posibilidades de llegar a vivir sintonizados lo máximo posible con la nueva matrix, preludio en algún momento del cambio evolutivo definitivo, en otro ciclo experiencial que está por venir.
En resumen
Finalmente, ahora mismo a nivel individual, todos los esfuerzos están destinados a que cada persona alcance el nivel necesario para equilibrar su triada físico-emocional-mental, a que complete sus lecciones y aprendizajes, a que sane y suelte lastre, carga y miedos de su mochila, a que cierre y complete sus procesos y octavas en marcha, etc.1 Aquello que llamamos nuestro ser, nuestro Yo Superior, está detonando en nuestra personalidad y vivencias terrenales todo lo necesario para ello, aunque eso suponga poner nuestra vida patas arriba en ciertos momentos. Todo tiene sentido y un propósito, aunque, a veces, desde la percepción limitada de nuestro estado de consciencia actual no podamos ver más allá de los efectos que vivimos, sin conocer las causas ni los movimientos macro que los generan. Todo está en orden, y todo va como tiene que ir, esperando a que completemos los pasos para poder ir cerrando etapas en esta transición, larga en términos humanos, pero profunda y necesaria en términos evolutivos y existenciales para nuestro devenir como especie responsable de su propio destino.

Repaso al proceso de cambio evolutivo #2: realidades paralelas que convergen


maxresdefault
Se dice que cuando una persona llega a la convicción de que las respuestas que busca están en su interior, y no fuera, ha llegado a descubrir uno de los secretos más anhelados y mejor guardados de todos los tiempos, pues, efectivamente, la conexión de nuestra personalidad con nuestro propio ser es la que nos proporciona el acceso a ese conocimiento, información y respuestas que, en general, todos intentamos buscar por todos los medios posibles en muchos otros sitios. Esto es así, como ya sabemos, por naturaleza, por programación, por diseño, ya que, cuando se modificó genéticamente el vehículo físico que usamos, el cuerpo humano, se modificaron también las estructuras mentales para orientar nuestra esfera de consciencia hacia el exterior, hacia el mundo material por completo, desconectando la parte que “miraba hacia el interior”, hacia nuestro ser, nuestro Yo Superior, y que permitía que fluyera la información y conocimiento necesario para poder gestionar la realidad y el camino de cada uno sin tener que recurrir a fuentes externas. Luego, como todos sabéis, estas fuentes de información fueron copadas y usurpadas por las estructuras de poder que entonces limitaron, encerraron y forjaron los dogmas, sistemas de creencias, religiones y todo aquello que, a partir de entonces, daría al ser humano las respuestas que buscaba, aunque fueran distorsionadas respecto a la “verdad” interior que todo el mundo posee.
Un proceso de reversión a gran escala
Puesto que el acceso a nuestro ser se convirtió en algo que requería un esfuerzo y una cantidad de desprogramación enorme para que volviera a ser algo natural y fluido, pocas personas a lo largo de la historia llegaron a revertir por completo su esfera de consciencia y volver al estado “original” de conexión interna total mientras gestionaban su realidad exterior. Escuelas de misterios y esotéricas de la antigüedad guardaron este conocimiento y la forma de hacerlo, y solo lo transmitían a unos pocos que eran capaces de demostrar el tesón, la paciencia y la voluntad para deshacer en ellos lo que aquellos “dioses de la antigüedad” hicieron con todos.
Fast forward unos cuantos milenios y llegamos a la situación actual, donde se está volviendo a hacer imperativo que el ser humano recupere el control de su realidad y la conexión con aquello que realmente es, antes de que los ciclos que rigen las octavas macro de los procesos evolutivos separen por completo las dos realidades principales que existen ahora y que ya explicamos hace un par de artículos.
Realidades y sub-realidades paralelas
Si habíamos hablado de que actualmente co-existen dos macro realidades que habíamos llamado la “matrix 7.8Hz” y la “matrix 15,6Hz”, nos faltaba por ahondar e hilar más fino en el contenido de cada una de esas dos realidades, para explicar las subdivisiones o “sub-realidades” paralelas que existen en ellas y que también están cambiando.
Sabemos que existimos plenamente en una de esas dos “matrix”, vamos a poner la 7,8Hz (aunque su frecuencia base ahora sea 12, 13 o la que esté). Esta realidad tiene a su vez muchas sub-realidades coexistiendo dentro de ella misma, así, no solo estamos dentro de una estructura holográfica que nos une a todos en una misma matrix, sino que múltiples realidades paralelas también forman parte de ella. En un entramado de 4 dimensiones (tres espaciales y una temporal), existen 16 realidades paralelas principales, dentro de las cuales co-existen otras múltiples sub-sub-realidades. Esto es complejo, pero un entendimiento básico de la idea bastará para comprender que no solo se están dando cambios en la matrix 7,8Hz en general, sino que muchas de sus realidades interiores están también “colapsando” y convergiendo entre si.
Unión y colapso entre realidades
Visualizad muchas pompas de jabón entrelazadas entre si, y todas metidas dentro de una pompa mucho más grande que las une a todas. La pompa grande y global es la realidad común consensuada para todos, y que tiene el término genérico de “matrix 7,8Hz” o “matrix 15,6Hz”, mientras que las pompas menores e interiores son las diferentes sub-realidades que conviven dentro de cada matrix. En términos cuánticos, o en términos de las teorías que nos tratan de explicar el porqué de la existencia de estas realidades adyacentes con la nuestra, decimos que vivimos en un multiverso, pero para no liarnos, vamos a simplemente entender que esas pompas de jabón, están uniéndose, colapsando unas con otras, fundiéndose y convergiendo, para intentar dar como resultado una única macro-realidad para cada matrix, de forma que, luego, con una solo realidad macro por matrix, a nivel “global”, podamos saltar de la matrix “inferior” (la de menor frecuencia) a la superior (la mayor) de forma conjunta.
es
Soy consciente de que esta explicación es compleja, pero es lo que necesitamos para completar las piezas del rompecabezas sobre lo que está actualmente sucediendo respecto los cambios que estamos viviendo.
¿Y esto a que viene?
Entonces, si esto es así, ¿cómo me afecta y porqué tendría que importarme lo que esté pasando en otras realidades?
Buena pregunta, ya que, en principio, nosotros solo somos conscientes de una sola de esas realidades, aquella a la que estamos anclados y sintonizados por aquello que, en los libros de Castaneda, se denomina el “punto de anclaje”, que no es más que una parte de la estructura energética del ser humano que nos mantiene “unidos” y sin posibilidad de movernos de la realidad que nos toca (a no ser que, como buen chaman o iniciado, seas capaz de moverte entre realidades moviendo, como decía Don Juan, tu punto de anclaje).
La respuesta al porqué nos interesa tener una noción de lo que está pasando es por la repercusión que tiene en nosotros, y por los efectos que genera el colapso y convergencia de diferentes sub-realidades en una sola. Estos procesos llevan a un incremento de todo tipo de fenómenos raros, conocidos con el nombre del efecto Mandela, deja-vus, alteraciones de la realidad en las que nos suceden cosas que no podemos explicar pero que somos conscientes que han sucedido y hemos vivido con total certeza, etc. No son producto de la imaginación, y no son producto de nuestros delirios mentales, sino que son resultado de movimientos energéticos a gran escala que en ciertos momentos, pueden descolocarnos por completo. Puesto que cada uno de nosotros tiene sus contrapartidas en otras realidades paralelas (la película “Coherence” es estupenda para ver esto, o “Las vidas de M.Nobody”), estamos sintiendo y viviendo con más intensidad, sin saberlo, efectos de causas que no se encuentran en nuestro mismo entramado o sub-sub-realidad, sino que pertenecen a causas originadas en otras versiones de nosotros mismos y de nuestra estructura multidimensional.
De nuevo, es complejo, y no siempre bien comprendido, pero espero haber sido capaz de introducir la idea de que dentro de las dos grandes matrix que ya hemos explicado, existen mini-realidades múltiples que están sufriendo también muchos cambios, y que si que nos afectan mucho más directamente en el día a día a todos nosotros. Sumamos a eso los procesos evolutivos internos que cada uno ha de completar, y las experiencias por las que podáis estar pasando para cerrar y transitar vuestras propias octavas evolutivas, y es normal que tengamos la sensación de que todo está un poco revuelto y que nos sintamos “desincronizados” con muchas de las cosas que nos suceden.

Ajuste, blindaje y separación de las líneas temporales #33 y #42


01247_highwayatnight_1280x960_39_sfondi_memic.net
La semana pasada se produjeron unos ajustes en las dos macro líneas temporales principales que co-existen en nuestro planeta, ajustes que empezarán a notarse más intensamente a partir de la semanas que vienen.
Para entender estas explicaciones de hoy, os remito previamente a los dos artículos anteriores de hace varias semanas, donde sentamos las bases para comprender los conceptos de la co-existencia de estas dos líneas temporales, las realidades y “matrix” a las que nos llevan, y los cambios que se están llevando a cabo en las estructuras mentales y etéricas  del planeta.

Una intervención necesaria
La razón por la cual se ha intervenido en estas líneas temporales, y provocado su separación a un ritmo más forzado que el ritmo natural que estaban llevando hasta ahora, tiene que ver con el desajuste que ya hemos comentado en anteriores artículos que tenia la octava planetaria (los procesos y energías que hacen de “sustrato” para la evolución de la vida consciente en el planeta) vs la octava de la raza humana, que es el conjunto de procesos evolutivos por los que, nosotros, a nivel global, estamos transitando.
En el artículo sobre el desfase evolutivo que llevamos respecto al planeta decíamos:
si ahora el planeta estuviera en un punto de su crecimiento y avance asociado a una nota cualquiera, por ejemplo un RE#, nosotros aun estamos en el FA de la octava anterior, con lo cual, el trabajo que hay que hacer es brutal para poder ponernos al ritmo que marca aquello que nos otorga la posibilidad de usar este sistema como base evolutiva.
Imaginad dos placas, una puesta sobre la otra, donde la placa de arriba contiene las experiencias, energías, oportunidades y octavas del conjunto de los seres humanos que facilitan la creación de la realidad común en la que co-existimos, y, por debajo, la placa energética que contiene lo mismo pero para el conjunto de todo lo que existe en el planeta. Estas dos placas tienen marcas en ellas, y esas “marcas” tienen que ir lo más sincronizadas entre si, la marca #1 de la placa superior tendría que ir sincronizada con la marca #1 de la placa inferior, lo que es lo mismo que decir que la nota de la octava “humana” tendría que ir lo más ajustada posible a la nota de la octava “planetaria”. Como estas dos octavas se han desajustado tanto, y la “marca X” de la octava superior está muchas marcas desfasada de la octava inferior, no ha habido más remedio, finalmente, que hacer un ajuste “manual”, por parte de algunos de los grupos que apoyan y asisten al planeta en este proceso, para poder facilitar que ciertos acontecimientos, necesarios para el planeta, tengan lugar, independientemente de lo que suceda o lo que haga la humanidad, que queda entonces algo más aislada “en su placa superior” del conjunto, para poder llevar a cabo sus propios procesos pero, de alguna forma, sin interferir y retrasar ya tanto los pasos evolutivos del resto de la vida en la Tierra.
Separación de líneas temporales
¿Ahora bien, se han re-ajustado todas las líneas temporales de la “octava humana”?
No, para facilitar que aquellas personas que estén más o menos encaminadas, y más o menos sintonizadas con alguna de las diferentes sub-realidades de la línea temporal #42, puedan seguir avanzando y cogiendo el ritmo de la octava planetaria, lo que se ha hecho es separar las dos líneas: la #33, dejándola al ritmo y velocidad que marquen ya las personas conectadas a ella (recordemos que esta línea temporal es la más densa, y negativa, y la que nos mantiene, de alguna forma, en el estado actual bajo el que vivimos, con un sistema de control bajo supervisión y gestión de diferentes razas y “élites”), de manera que solo se ha reajustado la línea #42, “manualmente”, a la nueva posición dentro de la octava planetaria, para que “coja el ritmo de nuevo”, y se sincronice con la posición que le toque. Es como si una parte de la humanidad estuviera encima de un teclado musical, encima de la nota FA, cuando les tocaría estar en el RE de la octava siguiente, y entonces cogiéramos a todas las personas que están sintonizadas con la realidad de la nota FA, pero estén preparadas para avanzar, y las moviéramos manualmente hacia adelante a la realidad de la nota RE de una octava superior, haciéndoles avanzar un montón de pasos rápidamente y de un solo salto.
Este ajuste de la línea 42 que se realizó la semana pasada en los planos mentales, en su configuración o parte superior, va a tener ya repercusión a nivel etérico y físico a partir de los próximos días, coincidiendo, posiblemente, con el empuje energético que trae consigo el equinoccio de otoño. Esto significa que, aquellos que están conectados y “vibran”, están sintonizados, con la línea temporal 42, van a verse abocados a un entorno vibracional “más elevado”, mientras que aquellos que principalmente están conectados y “vibran” con una realidad más negativa (la línea 33) se verán más “atascados” en esta realidad, pues no habrá un “empuje” y superposición de ambas líneas que tiren una de la otra hacia arriba o hacia abajo.
Como carreteras imantadas
Para comprender esto, imaginaros las dos líneas temporales como dos carreteras separadas imantadas, y cada coche que circula por ellas como una persona. Cuando una persona conduce por el carril más a la derecha de la carretera que es la línea 33, no nota el tirón del imán que supone la línea 42, que es como la carretera de al lado, así que, lo que percibe y ve en su carril, son solo todos los accidentes, atascos, y problemas que hay en su carretera, que es la más negativa y densa de las dos. Cuando una persona de la línea-carretera 33 cambia de carril dentro de la línea #33, y se aproxima a los carriles más cercanos a la línea 42, empieza a notar la atracción de esta, y puede, en diferentes puntos que las conectan, pasarse de carretera y entonces empezar a circular por la carretera de la línea temporal 42.
La diferencia es que, en esta carretera, se circula mucho mejor, hay muchos menos atascos, no hay tanta congestión ni problemas a lo largo de las vías, etc. Por el contrario, una persona que está en la línea 42, pero también cerca de los carriles de la línea 33, puede tener la tentación de pasar de nuevo a la 33 si se ve atraída por las energías de la misma, los miedos, los medios de comunicación, los eventos manipulados, etc., y es lo que, hasta ahora, estaba sucediendo, donde los conductores, las personas, que estaban entre dos aguas, se veían a si mismos saltando de una a otra línea temporal según dictara su estado energético, sus octavas y procesos personales, su vibración, resonancia, etc., etc.
Un blindaje a la línea 42
Ahora, esto se hace mucho más difícil. Con esta separación de ambos carriles, se blinda uno de ellos, la línea temporal 42, de forma que los “cantos de sirena” de la 33, y su poder de atracción ya no representan un problema para aquellos circulando por la carretera de esta línea temporal, más elevada en frecuencia, que tiene como destino la realidad que denominamos la “matrix 15,6Hz”, o como muchas otras personas llaman: “la nueva Tierra”, y nombres similares. Al blindarse esta línea temporal, separarla de la 33 y colocar bloqueos entre ambas, se facilita a una parte de la humanidad, que ya ha hecho parte de este trabajo de sintonización y crecimiento evolutivo, que pueda seguir adelante con el mismo sin que los procesos y eventos de la realidad más compleja que actualmente co-existe en el planeta les influyan tanto.
Por otro lado, las personas que siguen en la línea 33 pero que están a medio camino con la 42, tendrán que hacer un esfuerzo superior para poder cambiarse a ella, y tendrán que trabajar en si mismos, aquellos que sean conscientes de ello, para alinearse con la misma.
Una vez más, estos procesos se producen energéticamente hablando, así que no va a desaparecer de repente del planeta una parte de la población, no va por ahí la cosa. La separación de líneas temporales separa los sucesos, vivencias, eventos y situaciones por los que las personas pasamos en nuestros caminos de crecimiento. Los que están conectados a una línea más rápida, vibracionalmente hablando, se acercan un poco más, de alguna forma, a vivir en algo parecido al concepto de pronoia. Los que están conectados a una línea más negativa, se acercan a vivir en un concepto más cercano a que todo les sea más difícil, complejo y complicado para ellos. Una vez lleguen las energías del cambio a los planos etérico y físico, lo que posiblemente las personas noten será un poco de disconfort, confusión y desajuste de algunos procesos que están viviendo, hasta que se resintonicen sus sistemas energéticos acorde a la línea temporal definitiva en la que se vayan a encontrar.
Así, parece que, finalmente, no ha habido más remedio que llevar a cabo esta intervención debido a la imposibilidad de que, el conjunto de nuestra especie, pudiera hacerlo por si sola, saliendo en masa de ese “vagón de cola” del tren en marcha en el que estamos, y pasando por nosotros mismos a otros vagones más adecuados para mantenernos sincronizados con el camino evolutivo del planeta. Ahora, a punto de desengancharse parte de los anclajes que conectan al último vagón, para que no frene tanto a los demás, se moverá automáticamente, según dicten esas mismas personas a nivel de su ser o Yo Superior, a todos aquellos que estén mínimamente preparados energéticamente para dar ese salto, y se intentará que los puentes y puntos de cruce de la línea inferior a la superior se mantengan abiertos y disponibles todo el tiempo que se pueda, pero con la seguridad de que la línea 42 ya se encuentra blindada y asegurada, así como la matrix 15,6Hz, para que aquellos que la tomen, tengan un camino más fácil hacia el nuevo nivel evolutivo y realidad a la que nos dirigimos.

Incrementando los esfuerzos para salir de la línea temporal #33


Toxic_World
Seguimos dando pautas sobre los movimientos de las líneas temporales, ya que estamos en unas semanas tan críticas que todo lo que podamos soltar y eliminar, que nos facilite la sintonización con la línea temporal #42 es poco. Aunque visto desde un punto de vista humano, el hecho de que tengamos algún tiempo antes de que se terminen de separar las líneas lo bastante como para que sea muy complicado movernos luego de una a otra, desde un punto de vista de aquellos que nos asistenestamos a un parpadeo de empezar a ver una separación mayor que hasta ahora de las realidades, donde, insistimos, como hemos dicho en anteriores artículos, no es una separación física, de momento, sino energética, donde unos van por un lado y viviendo unas experiencias que, en algún momento, les llevarán hacia un tipo de realidad, y otros están, se mantienen y van, hacia unas experiencias que les llevan a una realidad global mucho más compleja, negativa y complicada.
Se hace difícil escribir esto, ya que incluso cuando lo explicas, como en varios cursos estas semanas atrás he intentado hacerlo, a todos nos asaltan mil dudas, miedos y preguntas para las que difícilmente tenemos respuestas. ¿Qué pasará cuando ya no haya pasarelas energéticas de cruce entre líneas? Sabemos que, durante los próximos meses aun habrá puentes suficientes, que es fácil cambiar de carril, pero luego cada vez hay menos y menos posibilidades, porque las carreteras que nos llevan cada vez se separan más y más. Y sabemos que, quizás, en algunos años, no habrá ya ni un solo punto de cruce entre ambas líneas temporales.
es_thumb
Así que, más que elucubrar y agitarnos ante acontecimientos que aun no han llegado a nosotros en nuestro tiempo lineal, vamos a seguir poniendo esfuerzo para hacer lo que podemos hacer en estos momentos, que es ayudar a mover al máximo de personas que estén listas para ello, a la línea que facilitará los procesos evolutivos y el avance a la humanidad, o a la parte de la misma que llegue a hacer el trabajo que hay que hacer sin dilación.
Peticiones genéricas
Así como habíamos hablado en el artículo anterior sobre uno de los anclajes más importantes que todos tenemos, que es el miedo a dejar atrás a otras personas, que viene asociado al miedo a quedarnos solos, y que ya hemos explicado cómo desprogramar, vamos a incluir, ahora también, una petición genérica, a nuestro Yo Superior, para ir eliminando otros anclajes, enganches y conexiones que nos atan a la línea #33 y nos impiden sintonizarnos con la #42. Esta petición que os pongo es muy genérica, y podéis adaptar las palabras a vuestra interpretación. Es como quitar un poco todo lo que es más superficial en una primera instancia, para facilitar que podamos luego ir entrando en detalles, como los programas de miedo a dejar a otros que hemos comentado, y que iremos dando en sucesivos artículos. Así, una forma de empezar a soltarnos algunas cosas de encima es una petición consciente a nuestro YS del tipo:
Elimina lo que impide que me ancle y sintonice permanentemente y al 100% con la línea temporal 42, desconectándome completamente de la línea 33, y asísteme a tomar consciencia del proceso evolutivo por el que estoy pasando hacia una nueva vibración de verdad y amor, y que aprenda de la forma más armoniosa y rápida para mí todo lo que no está siendo asimilado y aprendido para entrar en esta nueva línea.
Este tipo de petición, usada continuamente, según nos vayamos sintiendo y según veamos que efectos tiene en nosotros, irá aligerando parte de lo que resuena en nuestro sistema energético y multidimensional con una línea, y lo que nos impide conectarnos con la otra. Cuando digo continuamente, me refiero continuamente, durante meses, al menos hasta que tengáis el 100% de certeza que el 100% de toda vuestra estructura multidimensional está ya en el agua (#42), y no hay una parte vuestra en el aceite (#33).
Movimientos del “otro lado”
¿Porqué este tono de “prisa” que imbuye la energía de este artículo? Pues porque como no podía ser menos, aquellos que controlan el planeta están haciendo todo lo posible para evitar que nadie se vaya a la línea 42, donde ellos, dentro de algún tiempo, ya no podrán llegar de ninguna de las maneras, de ahí que, los esfuerzos por mantener al máximo de personas en la línea 33, que es la que controlan (razas en control y “élites” en el poder), esté dando paso a una contraofensiva brutal que no sabemos cómo puede acabar (pero que se va a intentar frenar). Aquellos que nos asisten están dispuestos a mantener el blindaje, protección y los puentes de paso entre líneas, y reducir las intenciones del sistema de control, pero aun así, hay que moverse por uno mismo con ayuda y asistencia de nosotros mismos, a nivel de nuestro ser o YS, para que podamos pensar en seguir adelante.
El siguiente párrafo está extraído de un paquete de datos recibido de aquellos que forman parte de esa “coalición” pro humanidad, el pasado sábado noche.
“Le preguntamos qué porque destruirían [las razas en control] aquello que les sirve como recurso, como nutrición, como base operativa. Dice que tienen ya otros viveros en el universo. Le preguntamos si este les incomoda, y dice que desde el principio y que solo somos alimento. Dice que el alimento que somos está contaminado, el alimento es tóxico incluso para ellos. Le respondo que algunas razas se nutren de energía negativa. Responde que esas razas son drogadictos de energía negativa, que demasiada energía negativa es también malo para ellos, pero no les importa.”
Aunque no he puesto toda la conversación, lo que nos quieren venir a decir, aquellos que ven el panorama desde fuera, es que ha llegado un momento en el que tanta energía negativa también hace daño, incluso a las razas que nos crearon, que nos controlan y que se nutren de la misma, y que, estas, están buscando una solución para quitarse de encima este “vivero tóxico”, intentando que no escape ningún ser humano hacia ningún nivel donde ya no pueda ser alcanzado, frecuencialmente hablando.
Ya es demasiado, nos decían, es tan tóxica y nociva la acumulación “etérica” que rodea el planeta, incluso para ellos, de todo lo que se ha ido acumulando en la Tierra que es como que, debido a que se alimentan de energía cada vez más y más negativa, vas perdiendo fuerza y vitalidad por ello. Como comer cada día en un McDonald y hacerte adicto a ello por los aditivos que tiene, sabiendo que te está haciendo estar cada vez peor, pues algo así les está pasando, aunque añadían, no les importa.
Por otro lado, como no se puede permitir que la Tierra sea un contaminador para el resto del sistema solar y el sistema de Alción al que pertenecemos, no se puede sacar esta energía de aquí, y por lo tanto, todo se acumula en la Tierra, todo se queda en la Tierra, todo se almacena en la Tierra, y es brutal la concentración de energía negra y sucia que rodea el planeta en estos momentos.
Esto es debido a que todo nuestro sistema solar pertenece a un conjunto mayor que está regido por la estrella o sol central de la constelación que llamamos Pléyades, y que llamamos Alcione. Todo funciona por ciclos, y todo funciona por jerarquías. El sistema al que pertenecemos tiene lazos, conexiones y está ubicado en una de las bandas de la estructura de este otro subconjunto estelar mayor. Como analogía, de nuevo, podéis visualizarlo como un átomo donde uno de los electrones cambia su carga, se desestabiliza, eleva y baja constantemente su energía, afecta a los otros átomos de su órbita y a veces se ralentiza respecto a la velocidad que necesita. Esto causa alteraciones no visibles para nosotros, pero si para todo el resto del conjunto, que han de ajustar y parametrizar constantemente los escudos, campos energéticos, líneas de fuerza, etc., etc. en todo el subconjunto solar mayor al que pertenecemos, por no hablar del resto de esferas planetarias del mismo sistema que también son parcialmente influenciadas. Aunque aquellos en control de esas esferas planetarias ya toman las precauciones necesarias para que el sistema de vida en la Tierra no afecte mucho a sus propios procesos evolutivos, es inevitable que los vaivenes a los que estamos sometidos no les afecten, y por eso no se puede permitir que la carga energética de la Tierra salga de aquí, para minimizar los daños colaterales.
Bien, visto este escenario y visto los movimientos de uno y otro bando, a los que estamos en medio no nos queda más remedio que actuar en lo que si que depende de nosotros, que sigue siendo al trabajo individual para salir del bucle de la 33 que nos lleva a que el “vivero” de energía esté cada vez peor.
Que frenen que nos desconectemos de esta línea no ha de impedir que lo consigamos, mientras esperamos los movimientos que ambas partes vayan realizando, unos para asistir en el proceso, otros para neutralizar que se lleve a cabo.

Soltando lastre para conectar con la línea temporal más elevada


images
El proceso de reajuste de las líneas temporales que se inició hace un par de semanas sigue en marcha. Aun están separándose, asegurándose y ajustándose los sustratos y procesos que sirven de “raíles” para que la línea temporal #33 y la línea temporal #42, terminen finalmente cogiendo caminos diferentes, durante una temporada paralelos, pero pronto (relativamente hablando, ya que es un proceso energético que no se ajusta a ningún calendario lineal), cogiendo rutas diferentes, una, re-entrando en bucle en la matrix 7,8Hz y manteniéndose recurrentemente en ella, y otra, avanzando hacia el nivel de realidad superior que llamamos la “matrix 15,6Hz” o la “nueva Tierra” o diferentes nombres y terminologías. Además, se está acelerando el proceso de la sintonización de la línea #42 con la octava planetaria, para recuperar la “desincronización” existente con la misma y volver de nuevo, “al día” con el ritmo evolutivo que nos toca llevar.
Estas semanas están dándose muchos ajustes en todos los planos físicos y no físicos.  Hay quien no nota nada, pero su sistema energético empieza ya a estar o bien sintonizado y resonando con energías de una línea temporal, o bien está ya sintonizado y resonando más marcadamente con energías de la otra. Esto hace que empiece a producirse una separación de “realidades”. Para algunos, las cosas empiezan poco a poco a mejorar, sepan o no porqué, para el resto, las cosas siguen igual, sepan o no porqué. Esto, evidentemente, dicho a groso modo, y desde una visión macro y global de todos los eventos que se están dando a nivel mental, etérica y físicamente en el planeta.
Como habéis visto en los artículos anteriores sobre cómo pedir ayuda a nuestro ser o Yo Superior para eliminar ciertas rutinas y programas en nuestra mente, también podemos pedir asistencia para dejar atrás, todo lo posible, aquello que nos ate a la línea #33, y que sea más fácil soltarla si estamos con un mínimo de condiciones para ello, facilitando la sintonización y conexión a la línea #42.
¿Cómo se hace esto? ¿Qué significa estar conectado a una línea y pasarme a la otra pidiéndoselo a una parte de mi que está en otros niveles frecuenciales y evolutivos?
Como en agua y aceite
Imaginaros dos recipientes, uno con agua y otro con aceite. Imaginaros que el agua es la línea #42 y el aceite la #33. Imaginaros que la mayoría de nosotros estamos metidos en el recipiente de aceite, donde siempre hemos estado, y donde hemos hecho prácticamente todo nuestro camino evolutivo desde que vinimos a esta encarnación, pues representa la realidad común en la que hemos existido siempre. Pero, imaginaros, que cada uno de nosotros tiene partes de si mismo que están fuera del recipiente, de hecho, están fuera de todo recipiente, y hay una conexión con esa parte que puede “reubicarnos”, como si nos izara del aceite, y nos metiera en el recipiente de agua. En estos momentos, puesto que solo hay dos macro opciones a nivel de nuestro planeta, o estamos principalmente en el aceite, o estamos principalmente en el agua, con algunos tubos que conectan los recipientes para que aquellos que quieran pasar de un lado a otr2o puedan hacerlo libremente.
Bien, pues esta otra parte nuestra, que llamamos nuestro ser o nuestro YS,  tiene la potestad y la capacidad de recoger a la parte de si mismo que está en el aceite, elevarla y empezar a cambiarla al agua. ¿Qué necesita para ello? Que no tengamos echado el ancla, el freno de mano, ni hayamos creado cadenas para mantenernos en el aceite. Así, lo primero que hay que solicitar es que se eliminen todas las ataduras, anclajes, enganches y conexiones con la línea temporal #33 que se puedan eliminar, en una o varias peticiones, hasta que estemos seguros que no queda nada que nos sintonice, ancle o conecte con esta realidad, y luego, cuando así sea, hemos de pedir que se reajuste todo nuestro sistema energético a la línea temporal #42. El efecto, básicamente, para hacernos una idea, es como si nos sacaran del recipiente de aceite y nos dejaran tranquilamente en el recipiente con agua después de haber eliminado todo aquello que nos mantenía enganchados en el primero.
Este proceso puede resultar algo incómodo, por la simple razón de que las anclas y conexiones que tenemos con la línea temporal #33 pueden ser largas de eliminar, si se trata de miedos, bloqueos y diferentes tipos de ataduras que hayamos desarrollado con los años. La principal de ellas, o una de las más comunes, es un programa de “miedo a dejar atrás a personas que uno cree que no van a cruzar de línea temporal“, porque todos tenemos familiares, amigos y conocidos que tal y que cual, y que pensamos que seguro que están sintonizados con la realidad más negativa del planeta.
Este miedo a “irnos” no es correcto, no tiene más que una base mental generada e insertada artificialmente en nosotros, a través del inconsciente colectivo, para, precisamente, que no nos vayamos de línea, ya que, como habíamos dicho, nadie deja atrás a nadie en el plano físico, sino que solo cambia la forma en la que las personas perciben los eventos en su realidad, haciendo que, a medio plazo para unos las cosas fluyan, y para otros todo se complique, si cabe, un poquito más. Así  el miedo a que si yo me cambio a la línea temporal #42 dejaré atrás a personas que creo que no van a poder cambiar está sustentado es un programa imbuido también en nuestras esferas mentales, que, de nuevo, solo tenemos que solicitar que se borre con una petición a nuestro ser o YS.
Luego, una vez ya estemos completamente ajustados y sintonizados, y “avanzando” desde la línea temporal #42, compartiendo realidad física con aquellos que se encuentran en la línea #33, se puede ayudar mucho más que, si uno, decide quedarse anclado a la realidad más complicada y negativa, solo por el hecho de querer compartir con otros los eventos desde esa misma realidad. No deja de ser parte de los miedos a quedarnos solos, y otros programas parecidos que tenemos, ya que, en principio, según alguna estimación muy genérica, hay actualmente un 70% del planeta vibrando en la línea temporal #33 y solo un 30% en la línea temporal #42. Cuantas más personas se sintonicen con la línea temporal y la realidad más elevada, más fácil, por masa crítica, es mover al resto de seres humanos hacia la misma.
En todo caso, este proceso de reajuste aun tiene por delante unas cuantas semanas. Las energías y octavas están ahora a nivel etérico completando los blindajes que van a facilitar que, aquellos ya en la línea #42, puedan mantenerse en ella sin volver a caer a la #33. Aprovechad para hacer esta desconexión de esta realidad más densa y negativa, salgamos del todo del aceite, y ya, desde el agua, las cosas se verán de forma mucho más transparente, fluidas, y con la vista puesta en el camino que tenemos por delante para continuar con este proceso evolutivo.

Preguntas y respuestas sobre los cambios de líneas temporales


el-cinturon-fotonico-no-es-el-fin-del-mundo
Algunas dudas comunes que surgen del estado actual de cambio de líneas temporales. Por si ayuda a entender el proceso.
Cuando se dice que ya no hay tiempo para esperar más a que la humanidad avance por si sola, que estamos tremendamente retrasados y que ya no se puede hacer nada por la línea #33, ¿respecto a qué no hay ese “tiempo” que urge al cambio de personas a la #42 para poder seguir adelante con nuestros procesos evolutivos?
Cuando se producen movimientos concatenados entre sistemas planetarios, en este caso dentro del sistema de Alción al que pertenece nuestro sistema solar, para ir avanzando, todos los sistemas dependen de todos, y todos necesitan de que cada parte de la estructura de Alción esté sincronizada a una frecuencia determinada para facilitar que la vida consciente en esos sistemas, y en menor medida la consciencia del Logos que lo rige, siga adelante en su camino. No se considera aceptable, por parte de muchas razas y grupos, que todo el sistema de vida que está regido por Alción tenga que retrasarse, (que podría hacerlo), solo porque uno de los planetas limítrofes del sistema solar, la Tierra, está eones, digámoslo así, retrasada respecto a la nota de la octava que le tocaría estar para ir en armonía con todo el conjunto.
Además, nuestro sistema de vida en la Tierra, y esto ya lo sabéis, genera una inestabilidad enorme en otros sistemas por la carga energética tan negativa que posee, así que, visto desde el punto de vista del bien mayor de otros muchos grupos y razas, no es deseado, ni aconsejable, retrasar más el proceso evolutivo del planeta. Así que, por eso no hay tiempo, ya no solo por Kumar/Gaia/Madre Tierra, nuestro logos, que si fuera por él mismo en un entorno aislado no tendría problema en parar o retrasar su octava, sino por el resto de sistemas que dependen del sol central de las Pléyades. Ahora mismo, la última órbita de Alción a la que pertenecemos tiene que subir en espiral una octava, lo que es lo mismo que decir que todo nuestro sistema solar tiene que subir una octava, y todos los sistemas planetarios de nuestro sistema solar ya lo han hecho, solo la Tierra está pendiente de ello. Y ya no pueden esperar más porque otros grupos están “protestando” y esperando a que se solucione nuestra situación para ellos poder continuar con sus procesos evolutivos.
¿Cuál es el escenario en el que nos encontramos a partir de ahora con este blindaje de la línea 42, con el corte de anclajes y separación entre líneas, etc.?
En principio, a muy corto plazo, no cambia nada, ya que todavía es necesario que pasen unas semanas para poder mover a más personas que están en cierta manera listos, aunque sea de forma muy justita, o que tengan esperanzas sus YS de poder continuar en la línea 42, como le pasa a muchas personas, que están aún lejos de tener el nivel que sería necesario para un salto orgánico y natural, pero que van a ser movidas pasando con una nota “justita” para poder avanzar, aunque con más esfuerzo y teniendo que “estudiar” más, evolutivamente hablando, una vez estén 100% anclados a la misma. Luego, dentro de un tiempo, no podrá haber nadie en la línea 42 que esté “infectado” por los programas y “virus” de inconsciencia, pues es una línea de crecimiento consciente, donde todos los que terminen en ella tienen que ser autoconscientes del camino que están recorriendo. Así que, muchas personas, que ahora sus YS decidan mover, porque ven la posibilidad de que se lleve a cabo el trabajo que aún no han completado aquí, tendrán que apretar un poco el acelerador.
Eso a corto plazo. Como decíamos, en las próximas semanas aún se estará moviendo gente, y soltando lazos y enganches, anclajes y demás entre líneas, para separarlas del todo, luego se mantendrán algunas pasarelas unidireccionales de paso, para que solo se pueda ir a la 42 pero no se pueda volver de ella, así que, para finales de año, lo más probable es que ya sea difícil, pero no imposible, cambiar de línea temporal, lo cual será totalmente imposible en unos años.
Luego, una vez blindadas las líneas, y con cada persona en la que le toca, las realidades mentales empezarán a separarse, de forma que, dentro de la misma realidad física, nos pasarán a uno cosas que a otros no. Habrá cosas en la #33 que nos llegarán por eco a la #42 y por los traspasos de información desde el plano físico, pero no por ello afectarán del mismo modo a los que estén en la 42. Esto quiere decir que si algo pasa en la 33 en el plano físico, también lo haría en la 42, pues estaría sucediendo ahora que ambas líneas comparten realidad física, pero los contratiempos que tendría un supuesto evento para uno en la 42 no son ni de lejos aquellos que tendrá para los que estén en la 33.
Con el tiempo, las realidades físicas también se separarán, y dentro de unos años, algo que pase en la 33 no pasará en la 42 y viceversa. Esta es la parte más compleja de entender y quizás más adelante cuando estén las líneas ya completamente separadas tendremos que investigar más el tema, para saber cómo funciona este mecanismo de separación de la realidad física.
¿Qué sucede con la gente cercana? ¿Qué sucede con personas que se ven todos los días por ser familiares y donde cada uno se encuentra en una línea distinta?
Es muy difícil que se separen los grupos o sistemas familiares. Será un poco como todos hacia una línea o todos hacia la otra. ¿Por qué? Porque aunque hay personas que creen estar mucho más avanzadas que sus familiares y amigos, literalmente están en un nivel de expansión de su esfera de consciencia (que es lo que marca la evolución de una persona) igual o solo ligeramente mejor. Quizás simplemente saben algo más a nivel de personalidad de cosas evolutivas, o se dan cuenta algo más de la situación en la que están, pero no han llegado a expandir lo bastante su consciencia como para separarse de su grupo a nivel terrenal.
Así, es más que probable que las familias que deban seguir juntas lo harán todas en la misma línea, forzando a los que estén al límite hacia un extremo u otro, dependiendo del inconsciente colectivo familiar, mientras que, otras personas que ahora están juntas, pero que realmente ya estén en extremos muy diferentes evolutivamente hablando, terminarán separándose natural, orgánicamente o forzadamente por la situación en los próximos años antes de la separación de las realidades físicas.
Se hace muy difícil comprender esto, ya que es casi impensable imaginar la separación de una familia porque uno de los padres, por ejemplo, se vaya a la 42 y el resto de la familia no esté preparada para ello, pero no sucederá así, prácticamente todas las familias se quedarán unidas en la línea temporal que marque su inconsciente colectivo grupal (digamos la suma del nivel evolutivo que tengan entre todos ellos, para entendernos), y cuando fallezcan sus miembros, en la línea 33, tendrán la oportunidad de encarnar individualmente en la línea 42 si su nivel de consciencia lo permite. Si no, volverán a entrar en la línea 33 mientras esté disponible en el planeta y seguirán completando su evolución en la realidad actual que marca la matrix 7.8Hz.
Las pasarelas que atan a la #33 con la #42, ¿son las pasarelas de trasvase o son otro tipo de anclajes? ¿Y cómo funciona una pasarela de cambio de línea temporal?
Las pasarelas que conectan ambas líneas vs los puntos que hay de anclaje entre ellas son cosas diferentes, unas son, eso, pasarelas energéticas y otras son cadenas, que mantienen ambas líneas lo más cerca posible para que puedan ser alcanzadas con relativa facilidad. Ahora bien, ¿cómo mueve, nuestro YS, la estructura del ser humano de una línea a otra?: variando la frecuencia de vibración de esa estructura en su totalidad para que se sintonice con la frecuencia de la línea que se desea. Ese es el efecto de la petición que pusimos en su momento en un artículo anterior y que ahora os actualizo:
Elimina lo que impide que me ancle y sintonice permanentemente y al 100% con la línea temporal 42, desconectándome completamente de la línea 33, y asísteme a tomar consciencia del proceso evolutivo por el que estoy pasando hacia una nueva vibración de verdad y amor, y que aprenda de la forma más armoniosa y rápida para mí todo lo que no está siendo asimilado y aprendido para entrar en esta nueva línea.
Esto quiere decir que cuando decimos que se ha completado el 10% del paso de línea, estamos diciendo que el 10% de esa estructura multidimensional que nos compone se encuentra en la frecuencia de la 42, mientras que el resto se encuentra aún en la 33 o en un punto intermedio. El proceso, normalmente, se basa primero en mover los cuerpos superiores y las estructuras más elevadas que tenga una persona, de forma que por ejemplo, para alguien que está empezando el trasvase de línea, su espíritu está en la 42, pero su alma y el resto todavía vibran a la 33. Durante el proceso, esto supone un desajuste en la conexión espíritu-alma-personalidad- cuerpos inferiores, ya que la vibración e instrucciones de una parte no pueden llegar, o no tan fácilmente, al resto, por la diferencia de vibración y sintonización entre líneas. Los diferentes síntomas que muchos habéis experimentado estos días son debidos a este desbarajuste entre diferentes partes de nuestra estructura cada una vibrando a una frecuencia diferente. Así, al mover cada cuerpo sutil de frecuencia, desde lo más elevado hasta lo más denso, de línea, nuestro YS va haciendo que poco a poco se produzca ese cambio.
Entonces, ¿para que queremos “pasarelas” entre líneas si es nuestro YS quien simplemente tiene que incrementar la frecuencia para pasarnos de una a otra? Porque se necesitan puntos de referencia, esto es, balizas que se puedan usar para ajustar cada cuerpo sutil en cada plano a la vibración correspondiente. Ahora mismo, todos los YS involucrados, no tienen en sí mismo las referencias de las líneas, ya que están fuera del espacio y del tiempo, así que no tienen una medida en nosotros mismos que puedan consultar respecto a la vibración a la que se ha de ajustar cada cuerpo sutil para que resuene con la línea 42, y por eso nuestro YS usa las balizas de paso entre líneas para ello, que marcan a que frecuencia han de ajustar cada parte de nosotros para ejecutar el cambio. Es como saber que tienes que cambiar el dial de la radio para sintonizar otra emisora pero no saber de memoria que frecuencia tiene la emisora que quieres oír, así que consultas una lista/baliza que te dice a que vibración has de ajustar cada cuerpo sutil para que estén todos sintonizados con la nueva “emisora” (línea temporal).
¿Que pasará cuando se desconecten o eliminen todos los puntos de referencia que ayudan al paso entre líneas?
Cuando no existan puntos o balizas de referencia, es decir, cuando no existan pasarelas, aún nuestro Yo Superior podrá seguir haciendo el cambio de línea, pidiendo por ejemplo a un YS que ya esté en esa otra línea que haga de referencia para poder sintonizar nuestros cuerpos inferiores con los de una persona en la 42, pero ya es otra forma de trabajar y por eso decíamos que, una vez desaparezcan las “balizas” actuales y las líneas se separen del todo, este tipo de forma de cambiar de línea se dará solo en casos puntuales y aislados.
¿Cual es la reacción del sistema de control, las razas en el poder, etc., respecto a este cambio?
Las “fuerzas de la oscuridad” no quieren permitir que nadie se vaya a la línea 42, de ahí que, el esfuerzo que estamos haciendo muchos y que no termina de concretarse para movernos de línea, es porque se han puesto en marcha todos los mecanismos posibles para evitar que se escape ningún ser humano, con el objetivo luego y además, de eliminar o por lo menos dejar vacía la línea 42. Visto el potencial que tiene el ser humano, si estuviera activo y “despierto” en su totalidad, no se quiere permitir que algunos “escapen” para poder luego desmontar aquí o en otras partes del universo lo que tanto les ha costado y les está costando mantener. Así, colocaron o insertaron enormes “cadenas energéticas” (a falta de mejor descripción) para evitar que la línea 42 pudiera separarse de la 33. Estas cadenas y anclajes artificiales se han ido eliminando y rompiendo por parte de aquellos que nos asisten, pero este pasado fin de semana se produjo una enorme contraofensiva para recuperar los puentes de paso entre líneas que se habían ya roto. Las fuerzas en control intentaron poner a todos sus ingenieros, por decirlo así, a trabajar para recuperar las conexiones de la 33 a la 42, que luego, con sucesivas intervenciones, se han vuelto a romper.
En estos momentos, la situación de este fin de semana en la que intentaron reconstruir puentes entre líneas se ha normalizado, pero no es que hayan cejado en el intento, sino que hay protección en la línea 42 para que no se la pueda volver a anclar con ningún tipo de cadenas o estructuras que mantengan ambas líneas juntas artificialmente, así que poco a poco, con la línea 42 protegida, cada una empezará a andar en la dirección que le corresponde según su naturaleza vibratoria mientras nosotros seguimos haciendo el trabajo que nos toca para movernos de línea lo antes posible.

Preguntas y respuestas sobre los cambios de línea temporal (II)



54f06ec6163c5s190977
Aquí tenéis una segunda recopilación de las preguntas más usuales que estáis haciendo sobre los cambios de línea temporal. La primera parte, de estas preguntas, las tenéis en este otro artículo.
¿Qué sucede con los niños que no son capaces o comprenden el trabajo que es necesario realizar para el cambio de línea?
Todo el proceso de cambio de línea temporal está al 100% gestionado por el YS de la persona que necesita, le toca o está lista para cambiar. Hay personas por todo el planeta que, sin tener ninguna herramienta o hacer ningún trabajo específico en este tiempo, van a ser movidas de línea, porque simplemente, se “ganaron” el billete de paso por su trabajo en otros momentos, o por su estado evolutivo actual. Es raro que alguien que no sepa lo que sucede vaya a ser cambiado de línea, pero esto no aplica con niños, por ejemplo, pues muchos han entrado precisamente en las últimas oleadas para ayudar al cambio de nivel evolutivo y se van, directamente, lo comprendan ahora o no, a la línea 42 por decisión, programación y gestión de su YS para esta encarnación.
Esto hace que ningún niño vaya a quedarse solo si los padres se van, o si un padre estuviera con un nivel evolutivo determinado y el otro no. Como hemos dicho en la anterior recopilación de preguntas, las familias se mueven conjuntamente, y simultáneamente, por el nivel del inconsciente colectivo más cercano al núcleo familiar al que pertenecen. Así, o cruza toda la familia de línea o no cruza nadie, por lo que, si en una familia, tres de sus miembros no están con el nivel de consciencia necesario, sean niños o no (su alma tiene un nivel que marca el nivel evolutivo conseguido anteriormente según expansión de su esfera de consciencia), esa familia en conjunto permanecerá unida en la 33 o, por el contrario, si tres de sus miembros están preparados para ir a la 42, arrastrarán al cuarto, pero este último tendrá luego que hacer un trabajo muy grande para ponerse a la par de los demás, el cual se encargará de detonar el YS de la persona una vez esté estabilizado dentro de la línea 42
¿Qué sucede si no puedo cambiar de línea temporal o no llego a tiempo para hacer el trabajo de elevación frecuencial necesario para ello?
Nada, el proceso de crecimiento de cada persona en el planeta sigue como estaba yendo hasta ahora, las oportunidades de completar las lecciones, aprendizajes, superar y cancelar los procesos abiertos, los temas incompletos, siguen y seguirán viniendo. La realidad de la 33 es una escuela muy importante, muy dura y muy compleja, pero donde el ser humano tiene oportunidades de experimentar situaciones y lecciones que no están disponibles en casi ningún otro lugar. Este campo de experimentación es la base para el cambio evolutivo que luego, en una futura encarnación, permitirá la entrada y encarnación directa en la nueva realidad, que denominamos la matrix 15,6 Hz, o dependiendo de cuando esta se consolide, en el punto de la línea temporal 42 en el que se encuentre la humanidad que ahora se está moviendo hacia esa otra realidad.
¿Cómo es que hay tan poca información sobre estos temas? ¿cómo es posible que solo empecemos a tener conocimiento de esto desde hace tan pocos meses?
En todos los círculos “iniciáticos”, este tema es conocido, en los grados más altos y en los niveles más elevados de las diferentes escuelas metafísicas, pero, por otro lado, solo unos pocos humanos en el planeta se encuentran ahí, así que este conocimiento solo nos ha llegado por medio de las conexiones que aquellos que han llegado a limpiar lo suficiente el canal con su Yo Superior han/hemos recibido, y de ahí con los campos y repositorios de información del plano mental, o bien por aquellos que han podido trabajar, de alguna forma o de otra, con las diferentes jerarquías, grupos y razas que asisten a la raza humana.
El desarrollo de los acontecimientos tomó un giro brutal hace unos meses, cuando las razas en control se plantearon exterminar por completo a la raza humana, haciendo que se precipitaran todos los procesos de protección y salvaguarda de nuestra especie por todos los medios posibles. La razón por la cual decidieron llevar a cabo estos planes tiene que ver con la imposibilidad de seguir controlando, tan fácilmente como hasta ahora, el planeta, y con el despertar del potencial de muchas personas que empiezan a verlas, enfrentarse a ellas, y en muchos casos, a ser capaces de plantarles cara, hasta cierto grado, ayudadas y asistidas por sus propios guías, guardianes y Yo Superiores. Esto ha hecho que, además, puesto que el sistema de vida en la Tierra se ha vuelto tremendamente negativo e irrespirable, energéticamente hablando, han acelerado y puesto en marcha todos los mecanismos que tienen en su mano para, o bien someter del todo y no permitir que nadie escape de su control, o bien terminar con su “experimento” (lo creamos así o no, es su visión) de una vez por todas.
Por esa razón, un proceso que iba a ser natural, y orgánico, a largo plazo, la de personas creciendo y cambiando de línea sin mayor problema a lo largo de un tiempo prolongado de trabajo interior y crecimiento, se ha acelerado para hacer que, primero, se tuviera que intervenir desde fuera para blindar la línea temporal 42 (lo tenéis explicado en los artículos de los últimos meses), luego se tuviera que poner balizas de paso y pasarelas que, en un cambio natural y sin ningún tipo de presión, no seria necesario, y, tercero, había que facilitar a las personas que estuvieran listas, o lo suficientemente listas, que salieran del alcance de las razas y del sistema de control para garantizar que su camino evolutivo no se veía bloqueado por los intentos desesperados de mantener a todo humano en el planeta sometido y limitado.
Así, todos los procesos se han elevado a un ritmo enorme, debido a que, como habíamos dicho en la primera parte de esta recopilación de preguntas, los diferentes sistemas que dependen de Alción ya no desean esperar más y dar más tiempo a que la especie humana termine de despertar, pues se ha visto que, en general, la mayoría de personas no desean hacerlo, o están aun muy lejos de ser capaces de comprender la realidad en la que se encuentran, y por lo tanto, las décadas o siglos que serian necesarias para ello se van a proporcionar, pero en dos entornos separados. Se va a permitir que la humanidad, de forma natural, gestione como desee la realidad de la línea #33, bajo las condiciones en las que se encuentra ahora, pero se va a permitir que aquellos que tienen que seguir adelante y cumplir con los siguientes pasos de sus procesos evolutivos, lo hagan en la línea #42, que es la que les lleva, en un futuro indeterminado, a otro nivel de realidad donde pueden seguir trabajando en el desarrollo de la raza humana al nivel que le correspondería estar en estos momentos.
Pero si la realidad física aún es la misma para ambas, ¿cómo facilita, al resto de sistemas que están esperando nuestro cambio evolutivo, que se separen las líneas? ¿cómo deja de ser la Tierra un “problema energético” para otros? mientras exista la línea 33, seguirá habiendo una situación de control, sumisión y emisión energética negativa.
Imaginad un animal que cambia su muda de piel y que, cuando ha completado el proceso, queda un esqueleto completo de piel exactamente igual al animal en cuestión, pero este, sale de su antigua coraza, la deja atrás, y continua su camino mientras esa capa de piel seca, que es la que tenia antes del cambio, sigue intacta y estática en cualquier punto donde fue dejada. En este caso, la línea 33 es la piel antigua, la externa, la que la “Tierra” desprende para poder, frecuencialmente hablando, “renacer” en la línea 42. Las energías de la 33, entonces, cuando ese proceso se complete del todo, serán aisladas y envueltas para que no afecten al resto de sistemas, y, como todo el conjunto estelar al que pertenece nuestro sistema solar, sube una octava en consciencia-vibración-nivel evolutivo, la Tierra de la #33 no molestará al resto de procesos de la humanidad en la #42, ni al resto de grupos y razas que ahora si que se ven afectadas por ello, debido a la solapación, todavía, de las dos líneas a nivel mental, etérico y físico. Dentro de algunos años, en el plano mental se habrán separado por completo ambas realidades, y empezará la separación en el plano etérico. Pero este tema ya lo tocaremos cuando llegue el momento, pues ahora mismo, para todos nosotros, es solamente una separación de realidades personales dentro del mismo entorno sólido y tangible que todos compartimos.

Preguntas y respuestas sobre el cambio de línea temporal (III)


splitting-of-parallel-earth-or-parallel-universes-timelines-alternate-worlds-full-hd_rlk7axfeg_thumbnail-full08
Seguimos con la última ronda de las preguntas más usuales que suelen aparecer respecto al tema del cambio de línea temporal del que hemos venido hablando estas últimas semanas.
¿Cómo se define un inconsciente colectivo familiar que tenga influencia en el cambio de línea temporal?
Cuando hemos dicho que el nivel de paso de línea temporal lo marca el estado del inconsciente colectivo de la familia a la que pertenecemos, nos referimos al núcleo “mental” que ahora tiene influencia sobre nuestras vidas y caminos evolutivos. Esto quiere decir que, dentro del concepto de familia “carnal” y de “lazos terrenales”, habrá personas que no tengan ninguna influencia energética o mental sobre lo que hagamos o dejemos de hacer, y por lo tanto, su nivel de expansión de consciencia y su nivel vibracional y evolutivo no tiene influencia sobre el nuestro, mientras que otros sí que lo tendrán. No hay una regla universal para definir esto, pues cada uno posiblemente sabe de quien depende en estos momentos para su día a día, para su recorrido evolutivo actual, con quien comparte vida y camino, y no tiene por qué ser alguien directo de lazos de sangre. Sin embargo, ese inconsciente colectivo se forma por la interacción desde el plano mental de los cuerpos mentales de las personas que se influencian, detonan y catalizan experiencias y vivencias juntos, así que lo más normal, suele ser, y de nuevo no es una regla general, las personas que tienes más cerca tuyo en este momento en tu vida y con las que compartes la misma. Para averiguar en cada caso que miembros forman parte del inconsciente colectivo que ahora es importante para la sintonización con la línea 421, es cuestión de preguntarle al YS, con los métodos, herramientas o técnicas que cada uno tenga para ello, y de las que ya hemos dado algunas indicaciones en los primeros artículos de la saga sobre la desprogramación mental.
¿Solo las desprogramaciones que hemos publicado bastan para que una persona, cualquiera, esté lista para el cambio de línea temporal?
Esta serie de programas y cargas mentales que hemos explicado bastan para aquellos que se encuentran en un cierto nivel cerca del mínimo exigido para hacer el paso de línea temporal por parte de nuestro YS. Si estamos en un punto de nuestro camino evolutivo donde aún estamos muy lejos de ni siquiera llegar a comprender o tener conocimiento de este tema, las desprogramaciones solas no serán suficientes, pues ni siquiera se podrán llevar a cabo, ya que la persona ni siquiera entenderá con que está conectando, que está pidiendo, porque lo pide, qué consecuencias tiene, etc., y necesitará hacer un trabajo de crecimiento evolutivo más profundo a lo largo de esta encarnación, para, si así lo provee su YS, que al fin y al cabo es esa misma persona pero en otro nivel de vibración y consciencia, hacer el paso de línea en una siguiente encarnación. Parece que aquí le estamos echando la culpa a algo externo de que ahora podamos o no podamos pasar, que nosotros queramos hacerlo pero que veamos que aquellos alrededor nuestro no pueden y ellos sean los culpables de que entonces nosotros tampoco lo hagamos, etc., y no nos damos cuenta que el hecho de cambio de línea o el hecho de cambio de nivel evolutivo es algo que solo nos llega cuando se ha hecho todo el trabajo, enorme, de estar al nivel que exige el punto de destino al que vamos. Y no importa cuanto se tarda en llegar, ya que, si no se han alcanzado esos “requisitos” evolutivos necesarios en estos momentos en los que se ha tenido que intervenir de emergencia, como explicamos en la compilación de preguntas anteriores, es solo cuestión de seguir trabajando para movernos en la dirección de ese crecimiento y estar listos para la siguiente oportunidad de cambio, en una futura encarnación.
¿Se notará algo en el “día a día” entre las personas que estén sintonizadas con una realidad mental #42, y las personas que estén sintonizadas con la realidad mental #33? Por ejemplo, ¿en una oficina con muchas personas, en una familia “extendida” cuando se reúnan por cualquier motivo, en un grupo de amigos que hay perfiles de todos los tipos?
En un primer momento, como hemos dicho, solo se están separando las realidades a nivel mental, así que solo se va a notar en las realidades individuales de cada persona donde, unas, sintonizadas con la línea 42, experimentarán una forma de “vivir” que será más fluida y más sencilla que aquellas conectadas con la #33. Así que las conversaciones de bar entre amigos de diferentes “niveles de consciencia” pueden ser tranquilamente del tipo: “oye, ves como todo parece ir a peor en el mundo, a mi todo me va igual de mal”, o por otro lado: “pues no, a mí me parece que todo está mejorando porque esto me ha salido mejor que antes, porque ahora todo parece que me viene más fluido, etc.”.
Esa percepción, que ahora ya se tiene según alguien sea más optimista o más pesimista, al final tendrá una base real de “hechos” en la realidad individual de las personas que se acrecentará enormemente en la vida cotidiana de cada uno, así, para alguien en la #42 todo mejora poco a poco, en un caso, y se puede ver a nivel “tangible” en su vida, y en el otro, en la 33, todo sigue igual o puede empeorar, y se podrá notar a nivel más tangible aún, siendo esa la manifestación más normal que se va a producir, inicialmente pero irá in crescendo, cuanto más se separen las dos líneas.
Ahora bien, ¿qué sucede cuando dos personas ya no están sintonizadas con las mismas “corrientes” energéticas que gestionan los diferentes niveles de realidad? Sucede que, con el tiempo, esas personas y sus realidades se irán alejando, y esos amigos ya se verán menos, o no se encontrarán cómodos estando tan juntos porque sus realidades personales, por resonancia, les atraerán hacia otros eventos, personas y situaciones que ya estén más en consonancia con la línea temporal en la que se encuentran. Así, cuando se fuerce un encuentro por el poder de voluntad de los miembros de un grupo, habrá una disonancia mayor cuanto mayor sea la separación de las líneas en el plano mental, que es donde se están separando ahora.
Como hemos dicho, en algunos años, se empezarán a separar las realidades etéricas y físicas, y entonces, ahí sí, es posible que esas personas no se vuelvan a juntar nunca más porque todos los niveles de realidad que los unen ya están a diferentes “vibraciones” al completo. De ahí que se haya decidido, las fuerzas que gestionan los pasos de línea temporal, que ninguna familia se va a separar, pues no tiene sentido que se separen las realidades físico-etérica de aquellos que conviven y dependen unos de otros para detonar y completar sus camino evolutivos.
¿El concepto de evolucionar en la #33, respecto al concepto de evolucionar en la #42, cual es la diferencia?
Si os acordáis de alguno de los diagramas que hemos publicado en anteriores artículos, la línea 42 va hacia el nivel de realidad que hemos llamado la matrix 15, 6Hz, que denota la frecuencia de resonancia base que tendrá la realidad a la que nos dirigimos, preludio de un futuro, pero muy muy lejos aún, salto de “curso evolutivo, densidad, dimensión” o como cada uno llame a ese cambio de status dimensional de la humanidad. Así que el “evolucionar” en la 42 es el concepto de ir hacia un nivel donde se produce una limpieza total de los cuerpos sutiles, se completan, activan y trabajan otras lecciones y aprendizajes que están relacionados con el control de la realidad personal, con el cuidado del planeta sin ningún tipo de injerencia externa, con ser responsables de lo que co-creamos conscientemente, etc.
En la línea 33 esto aún queda muy lejos, de hecho no se produce, pero se producen todas las lecciones, aprendizajes, situaciones y eventos que entonces permiten, como hasta ahora, que individualmente cada uno de nosotros complete las lecciones que tiene pendientes, cierre los procesos kármicos que todavía están activos, sane las disfunciones energéticas que están por sanar que le impiden seguir adelante, etc.
Al final, la escuela de la 33 se queda como el curso preparatorio para la escuela de la 42, así que hay que aprobar un mínimo de requisitos en la 33 para que nosotros mismos, a nivel de YS, nos demos el pase para matricularnos en el siguiente curso. Y de nuevo, nadie está juzgando a nadie, nadie pone etiquetas o marca quien pasa o quien no pasa, no hay nadie externo que diga que unos si u otros no, sino que somos nosotros mismos, uno mismo, desde su propio YS, se mira hacia adentro y dice: “aun me queda mucho trabajo por hacer” o, “ya estoy listo para seguir adelante”. Eso es todo, y nadie va a preguntarle a vuestro YS si es correcta la decisión que ha tomado o si realmente cree que su encarnación está preparada o no para el cambio. Ese cambio, lo estamos decidiendo todos y cada uno de nosotros ahora mismo en otros niveles de nosotros mismos.
¿Qué significa que “se va a permitir que la humanidad, de forma natural, gestione como desee la realidad de la línea #33, bajo las condiciones en las que se encuentra ahora”?
Significa que no habrá injerencias externas, a no ser que sea estrictamente necesario, por parte de aquellos que nos asisten, para corregir, frenar o limitar lo que la raza humana decida hacer con su propio destino en esa línea. Esto significa, que, si las personas deciden seguir inconscientes, con la mirada y la atención puestas en todo aquello que este sistema de control les ofrece, con la decisión de mantener las cosas como están sin hacer nada para cambiarse a ellas mismas que es lo que al final, lleva a cambiar la realidad consensuada, lo que manifestemos entre todos los que estén en la 33 será lo que vivamos, sin que ya nada impida, literalmente, que nos terminemos autodestruyendo o que terminemos cambiando el mundo para mejor. Pero no habrá intervención, a no ser que haya peligro de destrucción para el planeta como ser vivo, pues aún ambas líneas comparten realidad física, así que el tablero de juego físico será protegido, salvaguardado y cuidado.
Luego, lo que la humanidad manifieste será exclusivamente lo que la humanidad decida hacer, a nivel macro, con la realidad que le toca co-crear, teniendo en cuenta que tampoco se va a evitar que las razas en control sigan manteniendo el poder y ese mismo control, pues los esfuerzos de aquellos que están “ahí fuera”, ayudando, se centra en permitir que la línea 42 siga su camino para volver a restaurar el equilibrio energético entre todos los sistemas planetarios afectados por la situación en nuestro planeta dentro del macro-sistema estelar de Alción al que pertenecemos.
¿Qué significa que en la línea 42 ya no pueden llegar las razas y aquellos que manejan el sistema de control en el planeta?
No he entrado a explicar en profundidad la estructura de la línea 42 para no confundir más, pero, en resumen, la línea 42 está formada por tres niveles, por decirlo así, tres octavas de siete sub-niveles cada uno. Esto significa que, en total, hay 21 sub-realidades dentro de la línea 42 en los que uno puede estar sintonizado desde cada cuerpo sutil. Estos niveles, a partir del subnivel número 5, son impenetrables por las fuerzas, razas y grupos en el poder en estos momentos, ya que hay, para que lo podáis visualizar, como si fuera una pantalla deflectora que rechaza automáticamente todo ser, fuerza, energía, entidad o ser humano que no tenga el nivel, frecuencia y nivel de consciencia necesario para pasar a la zona de “no peligro”.
Esto hace que, ahora mismo, todos estemos saltando desde la 33 al subnivel 1, 2 o 3, los más bajos, de la línea 42, y está bien, eso ya indica que estamos en esa línea, pero aun, a esos niveles, pueden con tecnología llegar las razas en control. De ahí que os puse el ejemplo de subirnos a las bodegas del barco hasta que zarpemos y podamos hacer el trabajo energético y de sanación y expansión de consciencia para subir a la cubierta, que comienza con el subnivel núm. 5 de la línea 21. En todo caso, esto ahora es irrelevante, la cuestión es intentar hacer el cambio de línea con todos nuestros cuerpos sutiles, y mantenernos hasta que ambas líneas se separen lo suficiente entre sí, desaparezcan todas las balizas de paso, y entonces se inicie o se ponga en marcha el proceso de mover a las personas de los niveles inferiores hacia los sub-niveles 5 o superiores, de manera que ya no haya posibilidad de que ninguna de las razas o poderes en control puedan llegar hasta nosotros.
Lo primero que entra en un nivel es siempre el espíritu de la persona, y si esta no tiene, entra el alma con el primer cuerpo sutil, el causal, de ahí, una vez el cuerpo causal está asentado y firmemente sintonizado con algún nivel de la línea 42, se mueve el mental, luego el emocional y luego el etérico. Cuando el espíritu, cuerpo causal y cuerpo mental de una persona se encuentran por encima del subnivel núm. 5 de la línea 42, esa persona ya no puede ser prácticamente manipulada de ninguna manera mentalmente, porque la mayoría de la manipulación que sufrimos se ejecuta por el plano mental, desde el cual ya no tendrán acceso a nosotros.

Eliminando la ofuscación para ver con más claridad el camino a la 42


images
Hacía varios días que habíamos dejado las explicaciones del estado de las líneas temporales para poder reposar todo el trabajo explicado en las últimas semanas, y que se pudieran ir ejecutando todas las peticiones que hemos publicado, ya que, soy consciente, es un trabajo enorme cuando uno cae por primera vez en la cuenta de lo que está sucediendo a nivel macro, se le activan todos los miedos, se ponen en marcha todos los programas de querer hacer en días lo que no hemos podido, por desconocimiento, hacer en años, y eso nos lleva, en algunos casos, a estar más estresados y confusos, o, por otro lado, que sería lo deseable, a coger las riendas finalmente de nuestro propio crecimiento, y tomar responsabilidad por nuestro propio camino evolutivo.
Tensa calma
En estos momentos, a estas alturas de Noviembre, la situación está relativamente calmada, aunque es una calma tensa. Habíamos explicado que la línea 42 está totalmente protegida, de forma que ya no es posible que las fuerzas en control del sistema de vida en nuestro planeta puedan intervenir o manipularla, pero eso no quería decir, si habéis leído el último artículo, que no lo estuvieran intentando. Como las estructuras mentales de la línea temporal no se pueden destruir o manipular, todos los esfuerzos siguen estando destinados a que nadie pase de línea, cuyo procedimiento ya lo tenéis explicado también en el artículo anterior, de forma que este “carril evolutivo” quede vacío, o semi-vacío, con el menor número de personas posibles. Así, la estrategia sigue siendo tener a las personas con la cantidad máxima de impedimentos, bloqueos, limitaciones, miedos y todo lo que siempre hemos tenido, pero multiplicado por varios factores de magnitud, para que la vibración y resonancia de la línea 33 sea la que predomine en toda la humanidad, y en consecuencia, nuestros cuerpos sutiles lo tengan complicado para modificar la frecuencia y sintonizarse con la resonancia de la línea 42 por el lastre que acumulan.
Si estáis haciendo el trabajo con las peticiones de los artículos anteriores, a medida que vais soltando carga y vais trabajando con vuestro Yo Superior, poco a poco se podrán ir dando pasos en la dirección adecuada.
¿En que línea estoy?
Ahora bien, ¿cómo hago para saber en todo momento si estoy en la línea 33, entre medias o en la 42? Los que tenéis herramientas para trabajar con vuestro YS conscientemente ya conocéis cómo hacerlo: en meditación, con péndulo, con kinesiología, con escritura automática, etc. Cualquier método fiable y del que estéis seguros que os ayuda a conectar con vuestro YS, y cuya respuesta no venga de los deseos del subconsciente, os puede asistir a recibir las respuestas que buscáis. Los que no tenéis ninguna herramienta de este estilo, en otros artículos os había mencionado la opción de pedir sincronicidades en vuestra realidad, que estén alineadas con la verdad, de nuevo, para que no sean una proyección del subconsciente que desea estar en una línea cuando se está en otra, haced peticiones que os muestren, por ejemplo, un objeto determinado si uno está en una línea, otro diferente si estáis entre ellas, u otro si ya estamos firmemente presentes en la 42. Con un poco de imaginación para idear un método de comunicación adecuado y buscando las respuestas siempre en lo más profundo de cada uno, que es el único sitio donde están, tendréis la información que necesitáis para saber dónde estáis.
Para facilitar un poco más la comprensión de otros bloqueos que nos lastran a la hora del cambio, vamos a explicar otra de las limitaciones introducidas en la mente del ser humano, a través del inconsciente colectivo, para dificultar el avance de todos y cada uno de nosotros. Se trata del programa de ofuscación.
¿Qué es la ofuscación?
¿Os ha pasado alguna vez que hagáis los esfuerzos que hagáis por entender, comprender o trabajar en algo, todo se vuelve complejo en la mente, todo parece confuso, no vemos por donde coger aquello con lo que queremos lidiar, etc.? El programa de ofuscación es algo así como el programa que “apaga” las luces de nuestra consciencia para que vayamos a oscuras por la vida, sin la capacidad de usar la “luz interior” (simbólico) para “iluminar” nuestro camino. Cuando te ofuscas, te ciegas, no entiendes, no ves, no sabes por donde tirar, no tienes las cosas claras, todo parece una montaña, y no hay forma de salir de esa visión hasta que no se recibe un choque de consciencia externo, a través del cual algo o alguien nos saca de ese estado y nos ofrece un poco de “luz” para “iluminar el camino” que no vemos.
Ese programa de ofuscación está presente en todo el inconsciente colectivo de la especie humana y, en consecuencia, también está imbuido en nosotros, en nuestras esferas mentales, posiblemente en todas ellas. Así que lo que vamos a hacer, como hemos hecho hasta ahora, es eliminarlo con otra petición a nuestro YS del tipo:
Solicito que se elimine por completo todos los programas, bloqueos y limitaciones impuestas, imbuidas o insertadas en mi que generan, activan o potencian la ofuscación.
Con esto, de nuevo, en sucesivas repeticiones, hasta que tengamos la certeza y seguridad de que el 100% de los programas y energías de ofuscación han desaparecido, podremos lidiar más fácilmente con todos los cambios que nos toca completar si hemos de llegar a buen puerto y sintonizarnos al 100% con la línea 42, o, por lo menos, a ver mucho más claro el camino que tenemos que recorrer y aquello que podamos hacer para ello.

¿Cómo se miden y se numeran las líneas temporales?


linea 42
«Cuarenta y dos,» dijo Pensamiento Profundo con infinita majestuosidad y calma. La Respuesta a la Gran Pregunta de la Vida, el Universo, y Todo lo Demás.
Con estas dos frases Douglas Adams convertía a un sencillo número en una de las piezas fundamentales de La Guía del Autoestopista Galáctico3, una novela y película que ha hecho las delicias de muchos fans de la “ciencia-ficción”.
¿De dónde salen esos números?
Una de las preguntas más recurridas desde que llevamos, ya hace años, publicando artículos sobre las líneas temporales, es quién o qué les ha puesto esos números que usamos para identificarlas y cómo podemos definir o medir la vibración, o las características energéticas, o el estado de una línea temporal respecto a la otra.
Bien, ambas cosas tienen explicación. Vamos primero con el origen de la numeración que usamos para identificar la línea negativa, el número #33, y la numeración de la línea de cambio evolutivo, la #42.
Primero, líneas temporales ha habido muchas a lo largo de la historia de la humanidad. Una línea temporal, para entendernos, es una sucesión de eventos medida desde la percepción lineal que tenemos del tiempo, así, aunque no sea del todo correcto, nosotros percibimos el flujo del tiempo llegando desde nuestro pasado, al presente, y hacia el futuro. De este modo, al igual que hay líneas temporales individuales para cada persona, que marcan y contienen todo lo que os ha pasado, os está pasando y os pasará, existen líneas macro para la humanidad que recogen los eventos que hemos vivido, los que estamos viviendo y los que tenemos por delante. Si queréis ver que ha ido sucediendo con las líneas temporales en los últimos seis o siete años, como se han ido juntando, desdoblando, colapsando, etc., tenéis en los archivos del blog decenas de artículos al respecto.
Debido a los cambios macro sucedidos desde hace ya tres o cuatro años, toda la estructura energética de la Tierra ha ido cambiando, ajustándose y modificándose, haciendo que, finalmente, hayan resultado dos macro líneas temporales que han ido “engullendo” a todas las demás. En un extremo se han ido colapsando y atrayendo entre si todas las posibilidades evolutivas asociadas a un cambio de nivel de consciencia y realidad para el ser humano, y, por otro lado, se han ido consolidando y compactando entre si todas las posibilidades de todo lo contrario, un mundo de mayor caos, negatividad, posibilidades nulas de crecimiento, etc. Todo eso ha dado lugar, desde hace unos años, a solo dos escenarios macro: el escenario “positivo y de crecimiento evolutivo” y el escenario “negativo y de todo a peor”.
A la primera línea se la denomina la línea #42 y a la segunda línea se la denomina la línea #33, pero estos números no están escogidos al azar, y no tiene nada que ver con la numerología, al menos tal y como la entendemos terrenalmente.
La estructura del plano mental
En el plano mental de nuestro planeta, que es la base para los carriles de energía que luego dan lugar a las manifestaciones de los eventos que corren por una línea temporal u otra, los eventos son percibidos y existen de forma simultánea, es decir, todo está sucediendo a la vez. Sin embargo, esto no es así cuando esos eventos tienen que “caer”, energéticamente hablando, hacia los planos etéricos y físicos, que son los dos planos “densos” que dan soporte a la estructura de nuestra realidad “tangible”.
Para que todos los eventos que están en el plano mental, “bajen” a nivel físico, tienen que pasar por alguno de los carriles que atraviesan esos planos, del mental al etérico, ambos sostenidos por el campo astral, y de ahí al físico. Esos carriles tienen números, para poder ser protegidos, modificados, estructurados, etc., por las jerarquías y seres que de ello se encargan, y esos números están asignados por orden de apertura de los carriles y por la posición de los mismos dentro de la estructura del plano mental.
92a4605754935b198d8f4f5a7fe48ab4
Si el plano mental fuera un tablero de ajedrez, a cada casilla le pondríamos un número acorde a la posición que le toca según la fila y la columna en la que se encuentre. Así, cada carril que desde el plano mental baja hacia los planos inferiores tiene un número acorde a la posición de nacimiento de ese carril en ese tablero energético. El plano mental, como tal, no es una masa difusa de energía o un campo aleatorio de la misma, sino que posee una estructura tremendamente detallada, ordenada, cuadriculada y precisa, donde todo tiene una posición, unas coordenadas y una función. De hecho, la estructura del plano mental es la de un cubo de 3×5, muy parecido a lo que veis en la figura adjunta, donde, en total, hay 45 micro-cubos o realidades formando el total del entramado mental, 15 para cada “cara” del mismo.

Colapso en las posiciones 33 y 42
Así, diferentes carriles y canales energéticos que han ido dando lugar a diferentes líneas temporales han ido colapsando y compactándose en la posición que corresponde al “cubo 42” de la estructura del plano mental para la línea temporal positiva, mientras que otras líneas temporales se han ido colapsando en la posición del tablero mental que corresponde al cubo 33 de esa misma estructura. En total, habría 45 posibles “macro-posiciones” de las cuales podrían partir, en teoría, 45 macro líneas temporales, y de hecho, salen muchas más del plano mental que dan soporte a diferentes necesidades evolutivas en el planeta, pero, para el ser humano, para su inconsciente colectivo, que al final es lo que se mueve por uno de esos dos carriles, solo tenemos dos macro líneas: o estamos circulando por el carril que, del plano mental al físico, nace de la posición 33, o por el carril que nace de la posición 42.
¿Por qué no han colapsado las líneas en otras casillas o posiciones del plano mental?
Porque cada casilla tiene su propia vibración, energía, etc., y por resonancia y por “atracción”, todos los eventos de la humanidad que tienden hacia el lado “negativo” (genérico y simbólico, no es tan sencillo) se atraen y colapsan en la 33, y todos los “positivos” se atraen y colapsan en la 42.
Otra línea en el planeta con cierta relevancia es la línea 44, que es la línea temporal que rige la evolución de animales y plantas, fuera de la influencia de las líneas humanas. Que sea un número mayor no significa automáticamente que sea más positiva, sino que nace desde otra posición en el plano mental para bajar hasta el etérico y físico. Así, los eventos y el destino de la raza humana no afectará al destino de la biosfera del planeta, que seguirá adelante tanto nos destruyamos nosotros mismos o demos un salto de nivel evolutivo.
Midiendo la separación entre líneas
Bien, por último, ¿cómo se mide la separación entre líneas? Cuando decimos, o cuando hemos dicho que las líneas se están separando, ¿qué significa eso y cómo se mide esa separación? Solo lo podemos medir por un factor de distancia energética, es decir, si por ejemplo, la línea 33 posee un nivel de vibración o energía igual a 1, ahora mismo la línea 42 tiene un factor de 4. Así que están separadas en frecuencia, contenido, energía, en esa magnitud. Es como decir que, ahora mismo, la línea 42 es “cuatro veces” más elevada o más “positiva” que la 33. Cuanto más se separen las líneas, más diferencia habrá. Esto es lo que dificulta el cambio de línea temporal, pues ahora, hay que superar “cuatro escalones” para pasar de línea, dentro de unos meses, puede que sean 8, o 12 o los que sean. A mayor separación entre líneas, más hay que incrementar la vibración de la estructura del ser humanopara poder moverse de una a otra, de ahí la insistencia de hacer ese cambio ahora, soltando lastre, miedos, cargas emocionales, anclajes, programación, etc., etc., porque luego va a ser prácticamente imposible que una persona pueda dar el salto frecuencial necesario para subir a la 42 si esta se encuentra ya muy separada de la 33.
Confió en que así se entienda mejor el tema de la numeración y del proceso que estamos viviendo, y podamos con más tranquilidad hacer todo el trabajo que es necesario para seguir con el cambio.


Aquellos que nos asisten

unnamed
Hace unos días, en la página de Facebook, se hizo el siguiente comentario:
“Me parece muy interesante que nos compartas esta nota. Solo tengo una duda, cuando te refieres a los grupos que nos manipulan los mencionas con nombre y apellido, pero cuando te refieres “a los que nos asisten” no sé quiénes son, ¿me podrías indicar dónde puedo averiguar esto?”
Y yo respondía:
Es más difícil de definir, la estructura que conozco y que me han ido explicando a lo largo de estos últimos tiempos, nos habla de una mezcla de diferentes razas de otros sistemas que están involucradas con los cambios que se están dando en el planeta, y que les afectan también a ellos, ya que todo sistema está conectado con todo y cualquier distorsión en el nuestro tiene repercusiones. Así, parece que hay una coalición “pro-humanidad” compuesta de muchos muchos grupos, de algunos tengo algún nombre, de otros no. Además, hay jerarquías y seres que pertenecen a los planos no físicos de nuestro planeta que están también trabajando y asistiendo para lo mismo. Así que un buen pupurrí de ayuda de muchos niveles, clases, jerarquías y procedencias.
Creo que vale la pena explicar todo aquello que se me ha explicado sobre la estructura de la ayuda que tenemos, eso que podríamos llamar la “coalición pro-humanidad”, a groso modo, para que entendamos de dónde viene toda la asistencia que tenemos cuando en los artículos escribo “aquellos que nos asisten”.
Una petición de ayuda
Vamos entonces con el origen, ¿de dónde sale toda la ayuda? Sale de una llamada de Kumar (Gaia, Madre Tierra, diferentes nombres para diferentes culturas), hace mucho tiempo en nuestro tiempo lineal, pues se no “veía” (simbólico) cómo avanzar en su octava sin deshacerse de aquellos que intentaban gestionar y controlar la vida en el planeta.
Kumar, como Logos, ser y consciencia de la Tierra, puede liberarnos de todo cautiverio, puede hacer muchas cosas, pero igual que no usas una bomba nuclear para matar un mosquito, no interviene un Logos planetario para solucionar un tema entre razas o grupos que están evolucionando y tratando por sus medios de comprender y avanzar en sus procesos de crecimiento. A no ser que llegue un momento crítico, como lo hubo en el pasado, donde el propio planeta físico estuvo en peligro, no es el propio Logos el que tiene que dirimir con la situación existente en sus “dominios”, aunque ayuda y frena todo intento de ir mas allá de unos ciertos límites, así que se requiere que otros, en niveles evolutivos iguales o similares a nuestros “opresores”, tomen la iniciativa de hacerlo.
Bien, a partir de esa llamada de ayuda, diferentes grupos que estaban siendo afectados por las distorsiones planetarias, tal y como explicamos anteriormente y debido a nuestra pertenencia a un sistema superior, se ofrecieron para ayudar. Recordad lo que explicamos:
Porque como nos dicen aquellos que nos asisten en este trabajo, hay muchos sistemas implicados en este proceso. Todo nuestro sistema solar pertenece a un conjunto mayor que está regido por la estrella o sol central de la constelación que llamamos Pléyades y que llamamos Alcione. Todo funciona por ciclos, y todo funciona por jerarquías. El sistema al que pertenecemos tiene lazos, conexiones y está ubicado en una de las bandas de la estructura de este otro subconjunto estelar mayor. Como analogía, de nuevo, podéis visualizarlo como un átomo donde uno de los electrones cambia su carga, se desestabiliza, eleva y baja constantemente su energía, afecta a los otros átomos de su órbita y a veces se ralentiza respecto a la velocidad que necesita. Esto causa alteraciones no visibles para nosotros, pero si para todo el resto del conjunto, que han de ajustar y parametrizar constantemente los escudos, campos energéticos, líneas de fuerza, etc., etc. en todo el subconjunto solar mayor al que pertenecemos, por no hablar del resto de esferas planetarias del mismo sistema que también son parcialmente influenciadas. Aunque aquellos en control de esas esferas planetarias ya toman las precauciones necesarias para que el sistema de vida en la Tierra no afecte mucho a sus propios procesos evolutivos, es inevitable que los vaivenes a los que estamos sometidos no les afecten. Para minimizar, y para equilibrar todos esos puntos, líneas, campos, sistemas y demás, otras fuerzas y grupos acuden, y realizan los ajustes que son necesarios según las directrices de equilibrio que sugieren las leyes cósmicas y universales y que son estos que os expliqué en el artículo anterior.
Otros grupos, por otro lado, llevan ya mucho tiempo aquí desde los inicios de la manipulación del sistema de vida en la Tierra, pero solo como observadores y teniendo agentes de campo, dentro del sistema, para obtener información y conocimiento de lo que sucedía. Hasta hace algunas décadas, no se formó por completo el grupo que tenemos ahora más allá de nuestra atmósfera trabajando por que esta ficha de domino caiga de la forma correcta, para que su empuje y el avance en su camino afecte correctamente a las otras esferas y sistemas con los que está conectado. Así, mientras el objetivo principal es suplir de ayuda a Kumar, esto no se puede hacer sin ayudar a la raza humana a que haga el trabajo que tiene que hacer desde dentro, ya que es la raza humana la que necesita avanzar, como parte de la vida consciente en la Tierra, la que va más retrasada en su evolución respecto a la octava planetaria, para que todas las fichas vuelvan a estar en orden y en sincronía.
Perdida de algunas oportunidades
A medida que los años han ido pasando, y se han ido abriendo y cerrando diferentes ventanas de paso evolutivo, han venido y se han ido diferentes oportunidades de cambio, y se han producido inicios y finales de diferentes octavas que no han podido ser aprovechadas para sacarnos adelante como raza, por lo que se ha tenido que incrementar la ayuda y la intervención más directa, de lo contrario, todo lo explicado sobre el equilibrio natural de los sistemas planetarios conectados entre sí, peligraba.
Esto ha llevado a que diferentes grupos con diferentes capacidades hayan estado yendo y viniendo hacia nosotros, para asistir; bien se trataba de hacer un ajuste en los campos de energía de diferentes partes de la estructura del planeta, bien se trataba de protegernos de la llegada de refuerzos para las razas en control, o bien se trataba de mantener estable alguna parte de la Tierra, etc., etc. Todo eso, tengamos en cuenta, sin violar, o violando lo menos posible, el libre albedrío de la raza humana, que sigue sin darse cuenta, en su mayoría, de la situación en la que se encuentra, y, por lo tanto, y como una de las reglas principales de toda intervención extraterrestre, no se suele intervenir en grupos y razas que están avanzando en su propio camino evolutivo, y que están en desarrollo, pero, cuando esto pone en peligro y produce desestabilización de otros sistemas, entonces las reglas del juego cambian, y para el bien mayor de toda la comunidad exoplanetaria, la intervención es requerida, aprobada y permitida, siempre dentro de los límites que permitan a la raza humana seguir creciendo como especie, darse cuenta de su situación, revertirla, y salir de la misma por su propio pie, y entonces dar el salto evolutivo que hace tanto esperamos y deseamos.
Un poco más de tiempo para hacer los deberes
Pero, como todo, en este tira y afloja se han perdido oportunidades aunque también se han evitado diferentes intervenciones negativas sobre nosotros, para darnos siempre más tiempo, más tiempo para que a nivel individual despertemos, y siempre se nos da un poco más de margen, y otro poco más, y otro poco más, ya que siempre tiene prioridad la evolución por medios propios y conscientes sobre la evolución asistida y obligada, de forma que, aunque muchos de los grupos ahí fuera pudieran, de un plumazo, más o menos, movernos forzosamente a otros niveles, nos encontraríamos con la situación en la que tendríamos que volver a este “curso” para hacer los deberes que no se harían de saltarnos nuestros propios procesos evolutivos y de crecimiento como especie.
Ahora mismo, y ya debido a la situación de la octava de la Tierra, los plazos para darnos margen son casi inexistentes, por eso se nos ha querido avisar de la posibilidad de pequeños revolcones en nuestros campo mentales, ya que, de una forma o de otra hemos de tirar hacia adelante con este proceso, y una vez hayamos conseguido saltar a un nivel de realidad un poco más elevado, y menos crítico, se podrá tener algo más de tiempo y la posibilidad de maniobrar para que lleguemos por nuestros propios medios a la matrix 15,6hz, que es nuestro destino actual, y de la que ya hemos hablado también anteriormente.
Así, de forma muy genérica, es como hemos llegado a tener esos grupos exoplanetarios echándonos una mano, pero sigue recayendo en nosotros todo el trabajo evolutivo, aunque vayamos teniendo empujones y no cese la ayuda para que atraquemos en el mejor puerto posible, en algún momento de nuestro futuro en esta línea temporal, la #42, a la que vamos afianzando la realidad común a medida que más y más personas se sintonizan con ella.

Tablero de juego–visión global de la situación


earth-from-space_1024
Me ha parecido oportuno, tras los últimos artículos, hacer un resumen visual de la situación global en la que se encuentra en estos momentos nuestro sistema de vida en la Tierra. Aquí lo tenéis en imagen, pero como no se ve demasiado bien porque es muy grande, la he dejado también disponible en PDF en este enlace o en formato jpg.
Soy consciente que para muchas personas esto aún suena a ciencia-ficción, que, por otro lado, es lo que siempre se ha pretendido que suene por parte de aquellos en control. Confío en que sirva para tener una visión genérica de lo que está sucediendo en estos momentos, los esquemas sobre el camino evolutivo que estamos transitando lo tenéis en este otro artículo.








Situación actual del inconsciente colectivo

Cupula de luz led 3
Habíamos concluido hace algunos artículos explicando la situación del inconsciente colectivo, y habíamos dicho que:
En el otro bando, recordad que este juego siempre tiene dos lados, esto implica que muchas fuerzas de las diferentes razas, Dracos, mantids, Zuls y demás, de las que ya hemos hablado anteriormente, van a reorganizarse para “defender” lo que tienen a la espera de encontrar formas de recibir apoyo externo que ahora les está vetado por la movilización externa de las fuerzas que están ayudándonos y la vigilancia que se lleva a cabo. Esto significa, por otro lado, que van a intentar entrar a través de otras maneras, incluyendo la apertura de algunos portales usando las energías del inconsciente colectivo, lo cual significa algunos vaivenes a gran escala en la psique común de la humanidad si lo consiguen, pues usar la energía de nuestro inconsciente colectivo para crear un portal enorme es tarea no pequeña y con ciertas consecuencias para todos. Muchas fuerzas están alerta para ello y se tiene que trabajar desde el interior del planeta para evitarlo, si se sube el nivel de nuestro inconsciente hay menos posibilidades de éxito, pero ese trabajo, como ya estamos viendo desde hace tiempo, es una tarea ardua que solo avanza a cuentagotas.
Bien, esto es lo que se ha estado intentando evitar esta semana, en estos últimos días, pues, literalmente, se ha blindado nuestro inconsciente colectivo con, vamos a llamarles así, campos o escudos de fuerza, para que no pudiera ser usado por aquellos en control como energía para abrir puertas de entrada que necesitan para reforzar sus “tropas” en nuestro planeta. Esta razón es la que ha llevado a unos días de relativa calma psíquica y mental, a nivel de nuestro campo mórfico común, pues nada de lo que hiciéramos a nivel macro, tenía repercusiones en el inconsciente colectivo.
En estos momentos, nuestro inconsciente colectivo sigue protegido, pero, poco a poco van a ser reducidas las capas extras que se han puesto sobre él, para que nos entendamos, ya que se ha conseguido minimizar su uso como combustible energético para fines no apropiados a nuestra evolución.
Y bien, ¿a dónde nos lleva esto ahora? Al punto donde nos encontrábamos hace unos días, al momento de seguir trabajando para mover a la mayor parte de personas hacia niveles de conciencia y realidad más elevados, insertando choques de información de nuevo que vayan acelerando el ritmo de los cambios globales para todos.  Algunos de aquellos grupos que nos asisten ven con buenos ojos el tratar de mover el inconsciente colectivo lo más rápidamente posible hacia “vagones delanteros”, siguiendo la analogía del tren que habíamos hecho, por medios externos, mientras que otros prefieren que seamos nosotros mismos los que vayamos ejecutando ese cambio. A nivel individual, como siempre, lo que toca es seguir viendo como soltar lastre, miedos, cargas innecesarias emocionales, mentales, etc., que faciliten el paso de “vagón” de forma individual.
La fuerza que nos hace falta en conjunto para tirar esto adelante es ciertamente, mucha, ya que no hemos podido hacer gran cosa durante mucho tiempo debido al estado de sometimiento y programación en el que estábamos, y seguimos metidos. Ahora es cuestión de si, con la poca información que tenemos sobre lo que está pasando, y las pocas personas que son realmente conscientes de ello, se puede influenciar a todo el resto trabajando sobre el campo mental que nos une a todos para provocar ese efecto de bola de nieve que se busca.
Todos conocéis ya el concepto de masa critica y sabéis que es lo que se lleva buscando por todos los que nos asisten en el proceso, desde dentro y desde fuera, desde hace mucho tiempo, pero como no termina de consolidarse y no se termina de ver si se llegará a tiempo antes de que el planeta ejecute lo que tiene que ejecutar por sus propios ciclos, lo que ya hemos explicado, es posible que la opción más plausible en estos momentos sea provocar el revolcón energético para dar una pequeña sacudida, no grave, que despierte un poco a la población. Con esta pequeña sacudida, si se da, pues hemos de ser conscientes de que la ayuda que estamos recibiendo también tiene diferentes puntos de vista sobre cómo ejecutar estos procesos, se romperían algunos de los pilares exteriores menos importantes del sistema de control a nivel de psique, como si a todos aquellos conectados a la Matrix, como en la película, les cambiaran algunos parámetros en su mente para que la realidad en la que viven les permita algún margen más de libertad y movimiento.
Repetimos una y otra vez la palabra “mental” porque el cambio o intervención no es en el plano físico, sino en el plano mental, de donde se crea todo el paquete y conjunto de energías y patrones que luego dan lugar a la realidad física consensuada. Es por eso que lo que cambia es nuestra percepción de las cosas, y se borran diferentes patrones con estas sacudidas al IC que permiten que dejemos de actuar, al menos en parte, automática y reactivamente.
Todo tiene siempre una doble lectura, por un lado, de esta forma se viola un poco el libre albedrío de toda la raza humana, pero, por otro, se nos permite continuar nuestro viaje evolutivo un poco más con un margen de tiempo más grande para que nos acomodemos por nosotros mismos a los vagones más avanzados del tren. No intervenir para nada, significa posiblemente dejar a los procesos de causa y efecto la transición de un vagón a otro cuando el tren tome las decisiones que ha de tomar en la ruta que lleva, lo que, a la larga, puede suponer un problema mucho mayor para el conjunto de todos, pues esta transición no sería ordenada, sino mucho más caótica y difícil de asistir externamente.
Vamos a ver que sucede en los próximos días y semanas, aquellos que nos asisten, están intentando continuamente remitirnos información del estado del proceso en el que estamos, para que comprendamos lo que está pasando, así que queda en nuestras manos tratar de obtener la información y comprenderla para ir integrando y tener la foto global de las cosas, y en vez de ver solo el pequeño árbol que tenemos delante, intentar ver, al menos, una parte del bosque completo para entender como afecta, en conjunto a todos nosotros, lo que está sucediendo.


Sobre las octavas de la Creación y los niveles frecuenciales


binary-wave
Hablaba en la última entrada sobre la posición frecuencial del planeta y mencioné que estamos en la banda amarilla de una octava descendente de la Creación. Como esto parece que ha creado alguna confusión, voy a intentar explicarlo tal y como yo he llegado a entenderlo, pero con otros esquemas, a ver si sirve de algo, o si, por el contrario, la liamos más todavía Winking smile.
Si queréis entender bien como funcionan los procesos de creación por octavas, os recomiendo directamente este pequeño ebook, “El Secreto de las Octavas”, de Morfeo de Gea. Para tener una idea genérica os copio un resumen de un artículo anterior sobre “octavas y biorritmos” dónde ya hablamos de ellas:
“Todo lo que sucede en esta realidad, todo evento, situación, proyecto, “cosa”, etc., tiene un proceso energético. Todo, para poder manifestarse, completarse, empezarse y terminarse pasa por unos pasos y unas etapas, que, al igual que las podemos identificar de forma física cuando estamos metidos en ello ( paso 1, paso 2, paso 3, etc.), también podemos identificar la parte energética de las mismas, aunque a priori no sea tan fácil. Pero no puede haber nada creado, manifestado, ejecutado o llevado a cabo en nuestra realidad que no siga un proceso energético de pasos desde que empieza hasta que se termina.
Este proceso es lo que se conoce como una octava. Se le llama octava porque los pasos o saltos energéticos que sigue todo lo que existe para pasar de un estado A a un estado B son principalmente siete. Estos pasos, más cortos o más largos en duración, para que todos nos entendamos, son como las notas musicales, y así están explicados por ejemplo en las enseñanzas de Gurdjieff. Todo lo que empieza se inicia en el estado energético o nivel que podemos asignar a la nota DO, luego pasa a un estado que seria correspondiente a la nota RE, luego al MI, al FA…. hasta que termina con el DO de la siguiente octava. Como todos sabéis, las notas musicales representan cada una un tipo de energía diferente, una frecuencia, un estado vibracional, de ahí que nos sean tan útiles para poder estudiar las octavas de las que se compone todo lo que nos sucede en la vida.”
Así que, usando la analogía musical, podemos hablar de las diferentes frecuencias y bandas vibracionales en las que se divide todo lo que existe, y, para ello, todo se inicia con la primera octava, el proceso que sale desde la Fuente primaria, y que crea los siete primeros niveles frecuenciales y evolutivos existentes, dentro de si misma. Al igual que cada banda se puede asociar con una nota, también se le puede asociar un color del espectro lumínico, por eso os hablo de bandas amarillas, verdes, etc. Simplemente denotan el “plano” o dimensión en el que nos encontramos.
Así, la primera expansión de la Creación desde la Fuente tiene esta pinta (por motivos de espacio solo dibujo un lado de la expansión, que, obviamente, es omnidireccional):
image
Cuando la energía creadora de la Fuente llega al final de la última banda creada (que están contenidas unas dentro de otras, no una a continuación de otra), no se para, evidentemente, sino que se crean nuevos planos “inferiores”, dando lugar a una segunda octava, de nuevo, con la misma estructura de siete niveles, notas o colores, tal que así:
image
Y, lo mismo, se repite una vez más. Cuando la energía de la Creación se expande más allá del final de la segunda octava, se vuelven a generar otros siete planos o niveles inferiores más, que dan lugar a la tercera octava, y luego a otra y otra, ad infinitum. Nuestro universo físico, tal y como lo conocemos, nació en una de las bandas de la primera o segunda octava descendente, proyectado desde una de las bandas superiores, naciendo desde una singularidad y expandiéndose, como, más o menos, viene a decirnos la teoría del Big Bang, y su estructura de siete niveles es la que rige el movimiento evolutivo de todo lo que contiene.  Los que habéis leído a Robert Monroe, en uno de sus libros, el tercero, creo, quizás recordéis que explica una experiencia donde siente que “llega” (en proyección astral-de conciencia) a la “fisura” por donde “emana” la energía que forma nuestro universo físico proveniente de un nivel superior. Posiblemente sea algo relacionado a esto que estamos contando.
Y, como no podía ser de otra forma, nuestra galaxia, dentro de nuestro universo, tiene esta misma estructura de bandas frecuenciales y planos, pues se encuentra en una sub-octava dentro de la octava o estructura de niveles del universo; los seres humanos, tenemos esta misma estructura en nuestro sistema energético, nuestro planeta, tiene la misma estructura en su composición física y no física, etc.
Todo está regido por el mismo patrón, por la misma ley, y por el mismo mecanismo creativo. Otro tema a tratar será en que momento exacto de esta expansión fue creado el ser humano, o cuando fue creado nuestro planeta, etc.., etc., pero, de momento, espero que quede un poco más claro con el esquema, porqué hablamos de bandas frecuenciales y de octavas evolutivas, ya que tiene que ver, simplemente, con la ley que sigue todo lo que existe, para poder, precisamente, existir.


Razones por las que hay que ejecutar, posiblemente, cambios en la psique colectiva

Carta de Dios 01.04.16-Proceso energético de cambio-blog
A raíz del último artículo, han surgido varias inquietudes respecto a cuales serían las posibles consecuencias de estos posibles revolcones energéticos que pueden darse, según avance o no la situación de nuestro inconsciente colectivo, y según se consiga avanzar hacia la masa crítica a tiempo o no.
¿Qué puede hacer cualquiera de nosotros, el común de los mortales, ante todo esto? ¿Qué tipo de procesos nos esperan para que podamos avanzar hacia la nueva matrix/realidad, o al menos salir de la realidad del vagón de cola? ¿Cuál es el efecto práctico en la vida de una persona que se vea arrastrada por el revolcón energético?
Intentemos responder a eso de nuevo con otras analogías, y luego intentemos ponerlo en términos más prácticos. ¿Qué sucede cuando te pasa algo en la vida que te deja traspuesto, en shock, cuando algo te desmonta parcialmente tu forma de entender el mundo y se caen viejos sistemas de creencias que, de repente, han perdido toda credibilidad y validez? En general, uno entra en una espiral de confusión que puede ser bastante profunda y durar algún tiempo. ¿Qué sucede cuando todo lo que has creído que era de una forma ahora ves con una claridad aplastante que no era así, porque unas fuerzas mayores han eliminado, de un plumazo, los velos y filtros que tenías y coloreaban esa percepción?
Cuando ves el show de Truman
Ese es el primer efecto de este “revolcón” energético que se puede dar, no sabemos si va a ser así aún, para sacar a la masa de las personas del último vagón y tratar de moverlas adelante a un estado algo más alineado con la octava general del planeta. Es como si te abren los ojos de golpe y sin anestesia para que te des cuenta del show de Truman en el que estamos metidos. Como ahora simplemente es pura información teórica que leemos en algún que otro blog pero luego queda relegada, filtrada o eliminada con más o menos rapidez, no tiene mayor impacto en nuestra vida. Si aquellos que rigen los procesos evolutivos por los que tenemos que atravesar no vieran otra salida, ya que nosotros no somos capaces de quitarnos nuestros propios velos, entonces posiblemente, repito, no sabemos aun,  nos los quitarán de golpe. Si queréis repasar las razones de todo esto, aquí podéis volver a leer el artículo sobre “¿porque no vemos esa otra realidad?”.
Luego, el segundo efecto es que la confusión que se apodera de las personas, induce a cambios en el plano físico, pero, mientras tanto, las cosas se tambalean un poco porque uno no sabe bien bien por donde tirar con su vida terrenal cuando parte de lo que la sostenía te das cuenta que era falso. Al tambalearse la vida física, muchas cosas se paran, se dejan de hacer, las prioridades cambian, lo que era importante ahora es un sinsentido, etc., pues al habernos sacado parte de las estructuras que nos mantienen “en sueño permanente”, no puedes ya pretender seguir con un estilo de vida que en ese momento ya no tendrá sentido: trabajos que no nos hacen felices, actividades que no nos aportan nada, conocimientos que son falsos o manipulados, sistemas de gestión social, política, salud, económica y financiera que bloquean nuestro desarrollo en vez de ayudarnos con el mismo, etc. Se instaura la desconfianza en aquello que antes eran unas instituciones claramente por y para el pueblo (nunca lo fueron) y puede que, en nuestro interior, entremos en caos.
Ahora, dicho esto, en nuestras manos está que no tenga que suceder. En nuestras manos está que aquellos que puedan, que estén dispuestos, simplemente se pidan a ellos mismos, a su Yo Superior, a su ser, a su parte “divina”, las herramientas y oportunidades para avanzar y salir de este último vagón sin tener que esperar a que se produzca el choque mental para sacarnos a todos de golpe, cuando no haya más remedio que ejecutarlo. Y si no terminamos de creernos que esto vaya a ocurrir, pensad en lo siguiente, que os servirá como analogía para entender lo que le sucede al cuerpo planetario en el que viajamos.
Cuando nos convertimos en adolescentes
Si vuestro cuerpo fuera la madre Tierra, que no para de crecer, regenerarse, cambiar, evolucionar etc., y la humanidad fuéramos las pequeñas bacterias y microbios que habitamos la piel, ¿que pasaría si llega el momento en el que el cuerpo va a sufrir un cambio total y brusco, por ejemplo, en la pubertad, donde prácticamente no hay parte del organismo que no cambie por su propio crecimiento y necesidades evolutivas? Si nosotros fuéramos la Tierra, y nuestras bacterias los humanos, ¿hasta cuando aguantaríamos los cambios que necesitamos que sucedan en nosotros por ley evolutiva para que esas bacterias se pongan al ritmo y al nivel adecuado para poder habitar el nuevo cuerpo salido del cambio de niño a adolescente? Por muy burda que sea la analogía, ya que no somos bacterias en el cuerpo terrestre, el planeta en el que vamos no va a retrasar sus cambios porque sus habitantes no estén listos, pero los ralentiza, hasta que las propias leyes naturales le impidan hacerlo más. Como eso está a punto de suceder, pero en términos humanos no es un proceso que dure un día, sino ciclos de más o menos larga duración, ya cada vez queda menos margen para que esos cambios vayan a darse, de ahí que haya otras fuerzas trabajando en coordinación con la esfera planetaria y su consciencia, para que lo que va dentro se prepare para la sacudida, o se ajuste antes de la misma y no sufra demasiadas consecuencias. Simplemente, creamos en ello o no, son cosas que sucederán, de la misma forma que nuestros niños se convierten en adolescentes por mucho que los pequeños microbios que hay en nosotros se enteren de que va el cambio o no lo hagan.
¿Porqué la Tierra tiene que seguir adelante, ajustarse y cambiar?
Porque como nos dicen aquellos que nos asisten en este trabajo, hay muchos sistemas implicados en este proceso. Todo nuestro sistema solar pertenece a un conjunto mayor que está regido por la estrella o sol central de la constelación que llamamos Pléyades y que llamamos Alcione. Todo funciona por ciclos, y todo funciona por jerarquías. El sistema al que pertenecemos tiene lazos, conexiones y está ubicado en una de las bandas de la estructura de este otro subconjunto estelar mayor. Como analogía, de nuevo, podéis visualizarlo como un átomo donde uno de los electrones cambia su carga, se desestabiliza, eleva y baja constantemente su energía, afecta a los otros átomos de su órbita y a veces se ralentiza respecto a la velocidad que necesita. Esto causa alteraciones no visibles para nosotros, pero si para todo el resto del conjunto, que han de ajustar y parametrizar constantemente los escudos, campos energéticos, líneas de fuerza, etc., etc. en todo el subconjunto solar mayor al que pertenecemos, por no hablar del resto de esferas planetarias del mismo sistema que también son parcialmente influenciadas. Aunque aquellos en control de esas esferas planetarias ya toman las precauciones necesarias para que el sistema de vida en la Tierra no afecte mucho a sus propios procesos evolutivos, es inevitable que los vaivenes a los que estamos sometidos no les afecten. Para minimizar, y para equilibrar todos esos puntos, líneas, campos, sistemas y demás, otras fuerzas y grupos acuden, y realizan los ajustes que son necesarios según las directrices de equilibrio que sugieren las leyes cósmicas y universales y que son estos que os expliqué en el artículo anterior.
Pero todo tiene un propósito, como siempre, el de la evolución consciente, el de la transformación. No dejéis de pedir a vuestro ser, a vuestro YS, que os ponga las oportunidades, herramientas, conocimientos y experiencias para poder acelerar vuestro camino, y estad atentos a lo que llegue. No hay un manual de instrucciones único y común, cada uno tiene su propia hoja de ruta, pero la tienes codificada en tu interior, y por lo tanto, puedes acceder a ella, y dejar que tu realidad externa te la muestre cuando pides que así sea hecho.